El Ministerio de Defensa de Rusia ha informado este viernes que “el destructor Chafee (DDG-90) de la Armada de Estados Unidos, que ha estado operando en el mar de Japón durante varios días, se acercó a las aguas territoriales de la Federación Rusa e intentó cruzar la frontera del Estado”.

Sin embargo, el gran buque de guerra antisubmarina de la Flota rusa del Pacífico, el Almirante Tributs, frustró el intento de este destructor de misiles guiados estadounidense por violar la frontera estatal de Rusia en el mar de Japón.

El buque ruso Almirante Tributs advirtió al estadounidense que sus acciones eran ilícitas y le exigió cambiar de rumbo, ya que estaba ubicado en una zona cerrada a la navegación porque en ese lugar se están realizando pruebas de tiro en el marco de los ejercicios ruso-chinos Interacción Naval 2021.

Después de recibir la advertencia, en lugar de retirarse de la zona, el destructor Chafee informó que estaban a punto de hacer despegar un helicóptero desde la cubierta y tomó medidas para violar la frontera marítima rusa.

Ante tal panorama, el Almirante Tributs se interpuso en su camino y solo cuando quedaban 60 metros de distancia entre ambas embarcaciones, el Chafee cambió de ruta.

Como protesta por el incidente, el Ministerio de Defensa ruso ha convocado al agregado militar estadounidense y señalado las acciones poco profesionales de la tripulación del destructor de la Armada estadounidense, ya que violaron flagrantemente las regulaciones internacionales y acuerdos bilaterales para prevenir colisiones en el mar y en el espacio aéreo, según informa la agencia de noticias TASS.

Fuente: hispantv.com

Deja un comentario