El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, sostuvo este domingo que “sería absurdo” percibir las declaraciones de Vladímir Putin en el Foro de Valdái como un nuevo “enfrentamiento” con Occidente sobre la base de los valores, ya que el mandatario quiso transmitir la idea de que Moscú está dispuesta a cooperar, pero no permitirá que los países occidentales le den lecciones.

“Sería absurdo percibir [las palabras de Putin] como otro enfrentamiento. Naturalmente, ya hay entusiastas que casi comparan su discurso con el discurso de Múnich. En su momento, la esencia del discurso de Múnich no se entendió, no fue de confrontación en absoluto. Y menos aún hoy, el presidente no habló de confrontación”, señaló Peskov al canal Rossiya-1.

“Desde mi punto de vista, el significado de lo dicho se reduce al hecho de que nosotros no le vamos a dar lecciones a nadie y ustedes no nos van a dar lecciones a nosotros. Podemos vivir y nos permitiremos vivir de la manera que queramos. Al mismo tiempo, estaremos encantados de ser amigos de ustedes y de cooperar, pero no se atrevan a darnos lecciones, ya no vamos a tolerarlo”, subrayó el vocero.

Durante su discurso en el foro del club de discusiones Valdái, que tuvo lugar este jueves, Vladímir Putin habló, entre otros asuntos, sobre los valores auténticos, enfatizando el valor de la vida y la familia. El jefe de Estado ruso señaló que la lucha por la igualdad y contra la discriminación en Occidente se convierte en un “dogmatismo agresivo al borde del absurdo”, mientras que el “énfasis obsesivo” en las cuestiones raciales “divide aún más” a las personas.

Además, el presidente dijo que en varios países europeos la discusión sobre los derechos de género de hombres y mujeres “se ha convertido en una fantasmagoría total”. En este sentido, Putin mostró su apoyo a un “conservadurismo racional”, cuya importancia como base de un curso político aumentó en las actuales condiciones en el mundo.

Fuente: actualidad.rt.com

Deja un comentario