Cinco personas con conocimiento de la prueba han indicado este sábado al diario británico Financial Times que el Ejército chino lanzó en agosto un misil que transportaba un vehículo de deslizamiento hipersónico que voló a través del espacio de órbita baja antes de encarrilar hacia su objetivo, demostrando una capacidad espacial avanzada que sorprendió a la inteligencia estadounidense.

Pese a que tres fuentes dicen que el misil chino falló su objetivo por unas veinte millas, la prueba demostró que Pekín ha logrado “un progreso asombroso en armas hipersónicas y está mucho más avanzado de lo que funcionarios estadounidenses piensan”, admiten otras dos fuentes al medio, mientras otra persona recalca que no tiene idea de cómo China pudo lograrlo.

Según el informe, la prueba planteó nuevas preguntas sobre por qué Estados Unidos subestimó la modernización militar de China.

Taylor Fravel, un experto en política de armas nucleares de China, que no estaba familiarizado con este ensayo, ha afirmado que un vehículo deslizante hipersónico armado con una ojiva nuclear puede ayudar a China a “neutralizar” los sistemas de defensa antimisiles estadounidenses diseñados para destruir los nuevos misiles balísticos entrantes.

John Kirby, el portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), ha indicado que Estados Unidos ve a China como el “desafío de ritmo” número uno mientras los dos países trabajan para desarrollar armas hipersónicas que viajan a cinco veces la velocidad del sonido.

Por su parte, un portavoz chino, Liu Pengyu, asegura que el gigante asiático no tiene una estrategia global ni planes de operaciones militares y no está “interesado ​​en absoluto en tener una carrera armamentista con otros países”.

“En contraste, Estados Unidos ha estado inventando en los últimos años excusas como ‘la amenaza de China’ para justificar su expansión armamentista y el desarrollo de armas hipersónicas. Esto ha intensificado directamente la carrera armamentista en esta categoría y ha socavado gravemente la estabilidad estratégica global”, denuncia Liu.

Estados Unidos, Rusia y China están desarrollando armas hipersónicas. Un misil hipersónico sería más lento que un misil balístico, pero el arma tiene la maniobrabilidad de la que carecen los misiles balísticos, lo que los ayuda a esquivar y volverse más difíciles de rastrear para los enemigos.

Fuente: hispantv.com

Deja un comentario