El expresidente Mauricio Macri se presentó en el tribunal de Dolores para declarar como acusado de haber promovido un espionaje a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, hundido en 2017, durante su gestión al frente del Poder Ejecutivo. Sin embargo, la indagatoria finalmente se suspendió.

Según explicó el abogado del expresidente, Pablo Lanusse, el juez Martín Bava no contaba con el relevamiento del secreto de Inteligencia, por lo que Macri no estaba autorizado a declarar. Ahora se espera que se citado nuevamente.

Antes de ir al juzgado, Macri insistió con su inocencia y dijo que la citación es “sin fundamento en medio de la campaña electoral”. “Hay una cultura del poder perversa que usa una tragedia para dañar”, dijo.

“Sabemos lo que hicimos, sabemos de nuestra salud y nuestras buenas intenciones. Si ellos creen que en estos dos años de agresiones permanente con mi persona van a minar mi compromiso están muy equivocados”, añadió.

Fuente: ambito.com