Elon Musk lidera el ranking mundial de multimillonarios. El CEO de Tesla y SpaceX no solo es actualmente la persona más rica del mundo, sino que ahora vale tanto como los también multimillonarios Bill Gates y Warren Buffett juntos.

El patrimonio neto de Musk es de u$s230.000 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg. Gates ocupa el cuarto lugar con u$s130.000 millones y Buffett es el número 10 con u$s102.000 millones.

Tanto Gates como Buffett ocuparon anteriormente el primer lugar del ranking. Musk derribó a Jeff Bezos, CEO de Amazon, Jeff Bezos, para convertirse en el hombre más rico del mundo. Bezos ostentaba este título desde el año 2017. Actualmente, su fortuna es de u$s191.000 millones.

Musk ha sumado más de u$s60.000 mil millones a su fortuna este año gracias al sólido desempeño de las acciones de Tesla, así como a una reciente venta de acciones en SpaceX, que valoró a la compañía en u$s100.000 millones. El acuerdo con SpaceX agregó u$s11.000 millones al patrimonio neto de Musk, según Bloomberg.

Según recuerda CNBC, Gates y Buffett estarían significativamente más cerca de Musk en las clasificaciones de riqueza si no fuera por sus donaciones filantrópicas. Ambos han donado decenas de miles de millones de dólares a causas benéficas a lo largo de los años, mientras que Musk ha sido criticado por sus escasas donaciones.

La rivalidad entre Musk y Bezos

Las tensiones entre ambos millonarios comenzaron meses atrás, cuando la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos deslizó que podría aprobar una nueva distancia de órbita para los satélites de Musk.

Esto enfureció a Bezos ya que, según él, podría entorpecer el proyecto de sus satélites, aunque todavía no comenzó. Musk le dijo a un periodista estadounidense del medio CNBC que “no obstaculizan a los satélites de Amazon porque están, en el mejor de los casos, a varios años de operar”.

Cabe recordar que Starlink de SpaceX fue patentado en 2017 y que el servicio ya fue probado en zonas rurales pero continúa en etapa experimental: fue utilizado, con éxito, en una zona remota de Canadá y en los incendios que tuvieron lugar en California el año pasado.

El objetivo final de Musk y de Bezos es mejorar la velocidad de internet de los usuarios radicados en zonas rurales que actualmente tienen opciones de conectividad limitadas. Sin embargo, Musk parece estar más cerca de lograrlo.

Fuente: ambito.com

Deja un comentario