WASHINGTON.- El gobierno de Joe Biden destacó la importancia de “una negociación exitosa” entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI), y de medidas que contribuyan a lograr la sostenibilidad de la deuda y un crecimiento inclusivo de largo plazo. El mensaje surgió de una reunión en la Casa Blanca entre el asesor de Seguridad Nacional de Biden, Jake Sullivan, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, al cierre de una visita del funcionario argentino a Washington.

Sullivan recibió en la Casa Blanca a Béliz para avanzar en “una hoja de ruta para la cooperación bilateral” y profundizar el trabajo de la reciente visita de Sullivan a Buenos Aires a fines de agosto, según un comunicado de la Casa Blanca. La agenda de trabajo fue amplia: incluyó la lucha contra el cambio climático, la recuperación a la pandemia del coronavirus y la promoción de un crecimiento “sustentable y equitativo”, el trabajo conjunto a favor de la innovación y la economía digital, la preparación para la próxima cumbre climática COP26 en Glasgow, Escocia, la defensa de los derechos humanos, y la situación en Haití, agregó el comunicado oficial.

“Finalmente, el Sr. Sullivan y el Secretario Béliz discutieron las conversaciones en curso de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional. Reconocieron la importancia de una negociación exitosa y de medidas a raíz de la pandemia que contribuyan a una deuda sostenible y un crecimiento inclusivo a largo plazo”, cerró el comunicado del gobierno norteamericano.

La visita de Béliz completó una ofensiva diplomática que desplegó este año el gobierno de Alberto Fernández en Washington en busca del respaldo necesario para llevar a buen puerto las discusiones con el Fondo para refinanciar la deuda por alrededor de 44.000 millones de dólares que dejó el gobierno de Mauricio Macri. El ministro de Economía, Martín Guzmán, pisó dos veces la capital norteamericana. En el medio viajó también el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y ahora Béliz, quien además de ver a Sullivan, se reunió con la número dos del Departamento de Estado, Wendy Sherman, otros funcionarios de Biden, empresarios y directivos de organismos internacionales.

Béliz, un funcionario cercano a Alberto Fernández muy involucrado detrás de escena en la relación con Washington, no vio a periodistas y la información de su visita se difundió a través de comunicados y mensajes en redes sociales.

“Hoy me reuní con el Secretario de Asuntos Estratégicos de la Argentina, Gustavo Béliz, en la Casa Blanca para promover nuestra cooperación en la respuesta y recuperación ante una pandemia, tecnología e infraestructura digital confiables y seguras, y abordar la crisis climática”, destacó Sullivan en un mensaje en Twitter.

El Gobierno se preocupó por destacar el mensaje de la Casa Blanca, al punto de difundir una traducción del comunicado del gobierno de Biden y de mencionarlo en los despachos oficiales a los medios sobre la visita.

Estados Unidos ya había ofrecido antes otras señales a favor del diálogo de la Argentina y el Fondo, pero esta vez el comunicado de la Casa Blanca incluyó dos conceptos que, desde la óptica de la Casa Rosada, le aportan otra envergadura: la mención de un “crecimiento inclusivo” y de una “deuda sostenible”. Son, cabe aclarar, conceptos en los que el Fondo ya ha hecho hincapié en sus comunicados. Kristalina Georgieva, por caso, mencionó en mayo de este año, luego de reunirse con el presidente Alberto Fernández en Roma, que el Fondo estaba comprometido en trabajar con la Argentina para “proteger a los más vulnerables y sentar las bases para un crecimiento inclusivo y más sostenible”. El resto de sus mensajes han ido siempre en la misma línea.

Las gestiones diplomáticas de la Argentina en Washington buscaron también el respaldo del gobierno en Biden para un aspecto central de la saga con el Fondo: el recorte en la tasa de interés con la eliminación de los sobrecargos que cobra en la actualidad el organismo, y que el presidente Fernández elevó como una condición sino que para avanzar a un acuerdo. El Tesoro no dijo si respalda o no ese pedido. “No tenemos comentarios al respecto”, indicó una vocera del Tesoro ante una consulta reciente .

La próxima cumbre de líderes del G20 en Roma será decisiva para saber en qué estado está esa discusión. El último comunicado del grupo tras la última reunión de los Ministros de Finanzas en Washington mostró su respaldo a avanzar en la discusión sobre los sobrecargos, pero sin llegar a respaldar su eliminación. La propia Georgieva reconoció que existen “reservas” entre los miembros del board del Fondo, controlado por el G7, para bajar la tasa. Y Guzmán dijo que el G7 estaba dividido sobre el tema.

Fuente: La Nacion

Deja un comentario