Janet Yellen, secretaria de Estados Unidos no descartó la posibilidad de cobrar un impuesto a ganancias de capital no realizadas. Es decir, aquellas que no se concretaron porque no se ha vendido el bien que las produjo.

La propuesta fue introducida a la Comisión de Finanzas del Senado por su Presidente, Ron Wyden, representante del estado de Oregon. De acuerdo con lo comentado por Yellen en una entrevista con el programa de televisión The Hill, se trata de un impuesto que aplicaría a “ganancias de capital extraordinariamente grandes que hasta ahora escapan a la regulación normativa” según informó Criptonoticias.

Si bien la funcionaria descartó un “impuesto a la riqueza”, reconoció que está destinado a personas con alto poder adquisitivo que generen ingresos a partir de sus inversiones en los mercados de activos. En el caso de las criptomonedas, este nuevo impuesto sobre ganancias no realizadas podría aplicarse, por ejemplo, ante los aumentos en el precio de la criptomoneda. Estos incrementos generan ganancias para los inversionistas, sobre todo para aquellos holders que almacenan cantidades de ellas a largo plazo.

Así, aunque estas ganancias sean capitalizadas mediante la venta o no, deberían pagar un tributo al Estado en caso de aprobarse este nuevo proyecto de ley. En algunos países, los contribuyentes pagan impuestos por sus operaciones con criptomonedas a partir de la diferencia entre el precio de compra y el de venta. Es decir que, por ejemplo, si se compra a 5 dólares y se vende a 9, habrá que pagar impuestos por esos 4 dólares de diferencia. Es lo que pasa en Argentina con el impuesto a las Ganancias.

Hace dos semanas, el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), Gary Gensler, confirmó que no tiene planes de prohibir las criptomonedas, a diferencia de China. El anuncio se dio el martes en una audiencia virtual de cuatro horas que tuvo con el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

La respuesta de Gensler fue terminante. De inmediato dijo “no, eso dependería del Congreso” y añadió “nuestro enfoque es realmente muy diferente” en comparación con las políticas chinas. A continuación, explicó que el objetivo del gobierno es garantizar que la industria criptográfica entre en un proceso de regulación y protección.

Gary Gensler no es el primero en mostrar su apoyo a las criptomonedas como presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC). También lo hizo la semana pasada Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal, quien afirmó que no tenía ninguna intención en prohibir las mismas. La declaración la hizo en una audiencia en el congreso el 30 de septiembre.

El Congreso de Estados Unidos se muestra abierto a debatir sobre la regulación de criptomonedas. Es por eso que el representante demócrata Jim Himes le pidió a Gensler orientación sobre sus ideas de reglamentación. A ello, respondió que todos los intercambios criptográficos deberían registrarse en la SEC y que las monedas estables tendrían que aumentar su protección.

“Los u$s125 mil millones de monedas estables que tenemos ahora son como fichas de póker en un casino. (…)Creo que, si esto continúa creciendo, teniendo en cuenta que ya se ha multiplicado por diez en el último año, puede presentar esos riesgos sistémicos generales”, expresó Gary Gensler.

Fuente: ambito.com

Deja un comentario