EEUU no podrá defender Taiwán; China vigila sus bases y portaviones

En medio de la escalada de tensiones entre China y Taiwán, el portal estadounidense The National Interest alertó, mediante una nota publicada el sábado, de las probabilidades incómodamente altas de que las fuerzas de estadounidenses sean derrotadas en una guerra con el gigante asiático por Taipéi, agregando incluso lograr una victoria táctica podría resultar en una devastadora pérdida estratégica.

Asimismo, indicó que los recientes juegos de guerra conjuntos del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) y la Corporación RAND (Research ANd Development) han demostrado que un enfrentamiento militar entre EE.UU. y China, especialmente sobre la cuestión de Taiwán, probablemente resultaría en una derrota del país norteamericano. 

En este sentido, el analista de RAND David Ochmanek aseveró que, si Pekín se compromete a apoderarse de la isla, entonces podrá lograr su objetivo “en un período de tiempo finito, medido en días o semanas”.

El gigante asiático no solo atacará bases aéreas de EE.UU. en la región, sino que apuntará contra sus portaviones en el mar y sensores en el espacio, así como enlaces de comunicaciones que atraviesan el espacio, subrayó el experto.

A pesar de que The National Interest no descartó la posibilidad de que los juegos de guerra subestiman la capacidad de Washington para contraatacar o sobreestimar la capacidad de China para realizar las operaciones, anunció que la “victoria” de EE.UU. tendría un precio asombrosamente alto para el país.

Pekín ha afirmado una y otra vez que Taiwán es el tema más sensible, pues lo considera parte integrante de su país. Asimismo, el presidente chino, Xi Jinping, condenó el sábado una vez más cualquier actividad “separatista” en la isla, prometiendo que “la completa reunificación de la patria debe cumplirse, y definitivamente se cumplirá”.

Taiwán asegura que no se rendirá

A su vez, la mandataria taiwanesa, Tsai Ing-Wen, ha hecho hincapié este domingo que nadie puede forzar a Taipéi a seguir el camino que China dispuso para la isla. “Deseamos una distensión de relaciones (con Pekín) y no actuaremos apresuradamente, pero no deberían hacerse ninguna ilusión de que el pueblo taiwanés se doblegará ante la presión”, ha remarcado.

Ante tal situación, China ha reforzado sus actividades militares cerca de Taiwán para manifestar su rechazo a las políticas separatistas de la isla. Es más, ha enviado en los últimos días un número récord de 56 aviones de combate a la zona.

Fuente: hispantv.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)