Felipe Solá afirmó que “con un decreto intempestivo” Chile quiere “apropiarse” de territorio argentino

El canciller Felipe Solá y el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, expusieron este miércoles en una reunión informativa de la Comisión de Relaciones Exteriores Exteriores y Culto del Senado, sobre la postura oficial del Gobierno argentino en relación a la decisión de la administración de Sebastián Piñera de reivindicar para Chile una zona de la plataforma marítima en el Atlántico sur que forma parte de la Argentina.

“La aspiración que Chile manifiesta extemporáneamente contradice la letra y el espíritu del tratado de paz y amistad de 1984, manifestando una vocación expansiva que Argentina rechaza. La citada pretensión resulta contraria al artículo 7 de dicho tratado”, sostuvo Solá sobre el tema.

El Canciller agradeció las recomendaciones que recibió de varios legisladores, pero pidió que “fijen posición”: “Ya sabemos que tenemos que negociar y recurrir a un tribunal, lo que les pido es que digan quién tiene razón de los dos”.

En ese sentido, afirmó que “debe quedar claro” que en el país “estamos todos del mismo lado”. “Vamos a aclarar los tantos de manera tal de que quede claro que estamos todos del mismo lado y por qué estamos del mismo lado”, sostuvo.

Para Solá, “no hay otra manera” de resolver la controversia con Chile por la plataforma marítima que no sea las de la vía de las negociaciones y afirmó que “no existe una tercera manera”.

Sobre el final del encuentro senadores del oficialismo y de la oposición coincidieron en la necesidad de elaborar una declaración unánime de rechazo que será tratada en la próxima sesión de la Cámara alta.

Los funcionarios fueron convocados a un encuentro que se llevó a cabo mediante una videoconferencia en la que, además, se tuvo a la vista varios proyectos de declaración presentados por los senadores durante este fin de semana, cuando las diferencias con el país trasandino fueron escalando.

Sobre las diferentes iniciativas, Daniel Filmus dijo al iniciar su exposición: “El Senado muestra unanimidad cuando se trata de temas de soberanía nacional. Hemos visto los proyectos que se han presentado y quiero manifestar que estamos de acuerdo con todos, confiamos en la capacidad de síntesis para poder tener un gran proyecto”.

El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Adolfo Rodríguez Saá, presentó en las últimas horas un proyecto de declaración para que la Cámara rechace el decreto del presidente Piñera que reivindica para su país una zona de la plataforma marítima en el Atlántico sur que forma parte de Argentina, sin respetar el Acuerdo de Paz y Amistad firmado por ambos países en 1984.

En la iniciativa se expresa el “más formal y expreso rechazo al decreto supremo 95, emanado del Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno chileno (publicado oficialmente el pasado 27 de agosto en el Diario Oficial de ese país) mediante el cual, Chile, de modo arbitrario, inconsulto y violatorio de los tratados internacionales vigentes, se atribuye ilegítimas facultades para proyectar la plataforma submarina continental” de ese país, “al Este del meridiano 67º 16′ 0”.

Desde la oposición, el senador de Juntos por el Cambio, Julio Cobos, sostuvo que la postura de Chile “es inentendible” y coincidió con que se debe tener “una postura común” en rechazo a la medida del gobierno chileno.

En tanto, el senador del Peronismo Federal, Juan Carlos Romero, afirmó que “este es un tema que va mas allá de las diferencias políticas” y que se debe sentar “una posición común” y por “unanimidad”.

“Juntos por el Cambio está con postura unánime. Acá no hay ningún tipo de discrepancias”, afirmó, a su turno, el senador opositor por Tierra del Fuego, Pablo Blanco.

Solá leyó ante los senadores un escrito de tres páginas para dejar sentada la posición argentina, en la que calificó como “expansiva” la postura chilena y aseguró que en los últimos 36 años ese país no manifestó objeción alguna a los límites de la plataforma marítima.

El canciller citó aspectos del Tratado de Paz y Amistad firmado por Chile y la Argentina en 1984, en el que sostiene que ese país “puede tener una zona económica exclusiva al oeste no al este”.

“Chile no puede pretender proyectar su soberanía más allá de lo acordado en el artículo 7 del Tratado de Paz y Amistad de 1984 que dice que tiene derecho a estar al oeste del meridiano y no al este”, agregó.

Para Solá, “la conducta de Chile de 1984 hasta mayo de 2020, 36 años, resulta plenamente concordante con la interpretación que la Argentina ha formulado de ese tratado y Chile dispuso de ocasiones de expresar su desacuerdo y optó por no hacerlo con los efectos que ello conlleva”.

El Gobierno de Chile publicó la semana pasada en el Diario Oficial de ese país una decisión relativa a espacios marítimos en la cual pretende proyectar la plataforma continental al Este del meridiano 67º 16´ 0, “lo cual claramente no condice con el Tratado de Paz y Amistad celebrado por ambos países en 1984”, señaló el pasado sábado la Cancillería argentina tras tomar conocimiento de esta publicación.

En ese sentido, el Palacio San Martín recordó que “el límite exterior de la plataforma continental argentina en esta zona se refleja en la Ley Nacional 27.557, aprobada el 4 de agosto de 2020 por unanimidad en ambas Cámaras del Congreso de la Nación y promulgada por el Poder Ejecutivo el 24 de agosto de ese mismo año”.

“Dicha ley no hace sino recoger en una norma interna la presentación oportunamente efectuada por el Gobierno argentino sobre dicha zona ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC)”, se indicó desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Al proyecto presentado por Adolfo Rodríguez Saá, se sumaron otros rechazos a la medida del Gobierno trasandino por parte de legisladores del oficialismo y de la oposición mediante iniciativas en el mismo sentido.

La oficialista fueguina María Eugenia Duré presentó un proyecto de Declaración que adhiere a los expresado por la Cancillería argentina “en respuesta al decreto publicado en el diario oficial de la República de Chile pretendiendo apropiarse de una parte de la plataforma continental”.

Su coterráneo, el radical Pablo Blanco, también firmó un proyecto de Declaración para “rechazar” la decisión de Piñera “que extiende la plataforma continental chilena sobre la Argentina”.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)