Flexibilización y aranceles bajos: Bolsonaro lanza su agenda para Mercosur

Con un clima de tensión marcado por las diferencias internas que atraviesa el Mercosur, Brasil iniciará el próximo lunes los encuentros de su presidencia pro témpore. En sus primeros pasos Bolsonaro dejará en claro que piensa avanzar de manera inmediata en la flexibilización de las negociaciones con otros bloques y en una baja de aranceles que no contempla gradualismos ni diferencias entre productos. Argentina sostendrá que hay sectores que necesitan protección y propondrá acelerar las negociaciones con Centroamérica.

La cancillería brasileña confirmó que el lunes se llevará adelante la reunión de Grupo de Mercado Común que trabaja en la agenda que luego abordarán los presidentes de cada país integrante del bloque. Días atrás, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, ya había dado señales del tono que le van a imprimir a su mandato. “Si fuera por mi reduciría los aranceles de manera inmediata”, dijo en declaraciones periodísticas el funcionario de Bolsonaro.

Por otro lado, se espera que Uruguay presente los primeros avances de su estrategia de explorar posibles acuerdos individualmente para luego acercarlos al resto de los integrantes. En ese punto, el presidente Luis Lacalle Pou, había planteado la necesidad de “flexibilizar el Mercosur”, e incluso llegó a plantear la posibilidad de que cada país firme acuerdos de libre comercio unilateralmente. Lo que terminaría por dinamitar la principal función que hoy cumple el bloque, la de configurar una unión aduanera.

Con este escenario, se espera que Bolsonaro plantee su proyecto para bajar de manera lineal e inmediata un 20% el arancel externo común. El mandatario, que viene trabajando de manera conjunta con Uruguay, también buscará acelerar la propuesta de flexibilizar el bloque.

Por su lado, Argentina impulsa una baja segmentada del arancel que en promedio alcanzaría un 10% pero que resguardaría la protección para sectores sensibles de la industria. El proyecto además está enfocado en reducir el costo de los insumos para mejorar la competitividad de las manufacturas.

“Nos encontramos con posiciones dogmáticas, ideológicas y extemporáneas”, dijo al respecto el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas en un foro del que participó junto a otros referentes de la región. En ese sentido sostuvo: “Este planteo de que rebajando aranceles generamos desarrollo parece una discusión de hace 30 años, tenemos decenas de ejemplos que muestran que es más complejo el tema”.

En cuanto a las negociaciones internacionales, la cancillería que conduce Felipe Solá. viene trabajando para incluir de manera plena a Bolivia dentro del Mercosur. A su vez, impulsa un acuerdo de libre comercio con Centroamérica. Días atrás el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, visitó Honduras, El Salvador y Guatemala, avanzó en la apertura de mercados en diversos sectores y puso de manifiesto la postura que el país llevará a la discusión del bloque.

La postura argentina es negociadora. En el Gobierno señalan incluso que con la cancillería brasileña hay muy buen diálogo, que las posturas extremas responden en todo caso al ministro de Economía de Bolsonaro, cuya propuesta recibió críticas por distintos sectores empresarios de su país.

Fuente: ámbito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)