Encuentran bacterias que descomponen el petróleo y el diésel

Científicos descubrieron que las bacterias marinas que habitan en las aguas frías del Ártico en Canadá son capaces de biodegradar el petróleo y el combustible diésel.

Se trata de una respuesta microbiana a los derrames de petróleo. Para constatar su efectividad, realizaron un estudio donde incubaron en botellas lodo del lecho marino de diferentes microorganismos y los combinaron con nutrientes, agua de mar y diésel o petróleo crudo.

En el estudio llevado a cabo tras la expedición de científicos de la Universidad de Calgary y publicado en la revista Applied and Environmental Microbiology, explican que estos microbios árticos pueden degradar el diésel y el petróleo.

Los experimentos se realizaron durante varias semanas en la costa de la península del Labrador (Canadá), a una temperatura de 4 °C.

Los especialistas observaron una disminución de la diversidad microbiana y el enriquecimiento de linajes de bacterias hidrocarbonoclásticas como la ‘Paraperlucidibaca’, ‘Cycloclasticus’ y ‘Zhongshania’, que biodegradaban los alcanos del petróleo crudo y diésel.

El comunicado oficial detalla que la secuenciación genómica reveló un potencial inesperado para la biorremediación de hidrocarburos. “Pueden representar actores clave en la respuesta a los derrames de petróleo marino en el Ártico”, explica su coautor, Casey Hubert

“El estudio también confirmó que proporcionar nutrientes puede mejorar la biodegradación de los hidrocarburos en estas condiciones de baja temperatura”, explica el investigador.

“Nuestras simulaciones demostraron que las bacterias que degradan el petróleo de origen natural en el océano son las primeras en responder a un derrame”, dijo Casey Hubert, de la Universidad de Calgary.

Y destacó que estas comunidades bacterianas “pueden ser actores clave en la respuesta a los vertidos de petróleo en el Ártico”.

La costa de Labrador, donde se llevó a cabo el estudio, es importante para los pueblos indígenas que dependen del océano para alimentarse y que, a diferencia de lo que ocurre en latitudes más bajas, ha habido una escasez de investigación sobre biorremediación.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)