El Gobierno anunció una inversión de $1.000 millones en el Instituto Malbrán

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunciaron una inversión de $1.000 millones en “equipamiento de primera generación” en el Instituto Malbrán.

La iniciativa permitirá ampliar la capacidad de análisis de sus laboratorios y optimizar la generación de información basada en evidencia para la toma de decisiones esenciales en salud pública, para mejorar la lucha contra la pandemia de coronavirus.

Esto se suma a otros $800 millones en remodelaciones edilicias del predio central, que fue recorrido por los funcionarios, en el marco de la celebración del 105 aniversario del Instituto.

“Todos los argentinos estamos muy orgullosos del Instituto Malbrán, que fue la primea instancia de diagnóstico que tuvimos del coronavirus, y desde allí todos los centros de testeo que se desarrollaron a lo largo y a lo ancho del país tuvieron su semilla y su inicio aquí en el Malbrán”, explicó el jefe de gabinete.

Vizzotti destacó la decisión política del Gobierno nacional de “priorizar la salud todos los días” a través de un presupuesto que “hace que estas obras se hagan realidad con el esfuerzo del equipo de cada instituto, de cada director y directora, de cada coordinador, de cada trabajador para que, a pesar de la pandemia, se pueda mostrar un avance tan grande, tan concreto a la hora de mostrar resultados, tan merecido y postergado”.

Por su parte, el director del Malbrán, Pascual Fidelio, remarcó que el apoyo nacional desde todos los sectores y la inversión destinada a la vigilancia genómica, equipamiento de última tecnología y obras de remodelación y nuevos laboratorios eran una prioridad como herramienta para hacerle frente a la pandemia y apostar a las generaciones futuras.

Las inversiones en equipamiento comprenden $311.000.000 para la compra de 305 equipos de laboratorio de alta tecnología para todos los institutos y centros de la red del Malbrán, para reemplazar equipamiento obsoleto o que había cumplido su vida útil.

Además se adquirieron freezers de ultrafrío, cabinas de seguridad, centrífugas, cicladores térmicos, cubas para electroforesis, incubadoras, lectores de microplaca, equipos de medición, de diagnóstico y microscopios para reemplazar a los que habían cumplido más de 20 años.

Por ello, con una inversión de $217.000.000 provenientes del impuesto a las grandes fortunas se adquirieron secuenciadores genómicos, equipamiento accesorio para los mismos y reactivos para reforzar la vigilancia genómica.

El resto de la inversión será destinada a la adquisición de más de 200 computadoras, software de trazabilidad de muestras, dos brazos robotizados y 16 termocicladores para la plataforma de secuenciación genómica, un sistema de producción de agua purificada de calidad farmacéutica, vehículos, mobiliario y remodelación edilicia.

Fuente: ámbito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)