El Estado nacional quebró la tendencia de baja en los subsidios y aumentó su déficit fiscal

El Estado Nacional quebró la tendencia descendente de los subsidios y cerró el primer semestre con un alza del 69,2%. En comparación al año pasado, la suba interanual en el mes fue del 128,2%. Según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), el estado gastó más que los ingresos totales percibidos generándose un déficit mensual de $283.729 millones. En el mimso mes de 2020, el resultado deficitario había sido de $24.654 millones.

Los Intereses devengados en junio ascendieron a $68.638 millones, dando lugar a un resultado Primario deficitario de $215.091 millones. En el mismo mes del año pasado el Resultado Primario se había alcanzado un superávit en $33.456 millones.

En cuanto a los ingresos, el Estado Nacional obtuvo un incremento del 23,1% alcanzando los $3.531.064 millones pero sigue estando por debajo de la inflación. Los ingresos recaudados por Ingresos Tributarios alcanzaron un 89,2%, 44,5 puntos porcentuales por encima de la inflación mientras que las Contribuciones a la Seguridad Social sumaron $902.262 millones, creciendo un 43,5% pero también por debajo de la inflación.

En concepto de Rentas de la Propiedad se percibieron $257.271 millones, de los cuales $140.000 millones correspondieron a utilidades contables del Banco Central y $109.546 millones a rentas del Fondo de Garantía de Sustentabilidad-FGS de la ANSES.

A dónde fueron destinados los subsidios

Los subsidios del Estado nacional a sectores económicos, empresas públicas y fondos fiduciarios quebraron en junio la tendencia descendente de los meses previos al registrar una suba interanual del 128,2%, con lo que el primer semestre cerró con un alza del 69,2%.

En junio se concentró el 31,7% del total de gastos en subsidios del primer semestre y, como es habitual en los últimos veinte años, el grueso de las erogaciones tuvo que ver con las compensaciones a las distribuidoras eléctricas y a la importación de combustibles.

A nivel general, en el primer semestre, las transferencias ascendieron a $524.828,7 millones, pero sólo en julio fueron de $166.521,9 millones. Junio representó un punto de quiebre en la evolución de los subsidios, que venían registrando mensualmente un descenso en su incremento interanual.

Los mayores aumentos en subsidios estuvieron relacionados a la energía: las transferencias corrientes al sector energético fueron en el primer semestre de $352.668,2 millones, con una suba del 108,2%.

El grueso de esos subsidios se destinó a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), con $234.897 millones, y a Integración Energética Argentina S.A. (IEASA, ex ENARSA), con $57.354,6 millones.

De esos números se desprende que el 55,7% del total de los subsidios del primer semestre se destinaron a la compensación de las tarifas de electricidad y a la importación de combustibles.

Otros subsidios energéticos fueron al Plan Gas no Convencional ($42.239,9 millones), al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP de Sectores de Bajos Recursos y a la Expansión de Redes de Gas Natural ($8.161,9 millones) y a Yacimientos Carboníferos Fiscales ($3.657,0 millones).

Los subsidios al transporte totalizaron $82.149,2 millones (+70,6%), de los cuales $41.087,5 millones se destinaron al Transporte Automotor, principalmente destinados al Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte ($35.748,2 millones), a través de los que se canalizan los recursos para los colectivos.

También hubo $39.747,8 millones al Transporte Ferroviario, dirigidos en su mayor parte a las empresas Operador Ferroviario S.E. ($33.758,4 millones) y Belgrano Cargas y Logística S.A. ($3.801,8 millones), mientras que los subsidios al Transporte Aerocomercial totalizaron $1.295 millones, orientados básicamente a la Empresa Argentina de Navegación Aérea.

Las empresas públicas no vinculadas al transporte ni a la energía demandaron transferencias para sus gastos de funcionamiento por $18.267,9 millones (+95,9%), de las cuales $10.530 millones se destinaron a Correo Argentino, $3.075,4 millones a Radio y Televisión Argentina S.E., $2.510 millones a ACUMAR y $752,8 millones a Télam.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)