Coronavirus en China: vuelve la alarma a Wuhan, que impulsa una campaña masiva de testeos para sus 12 millones de habitantes

EKÍN.- Los 12 millones de habitantes de la ciudad china de Wuhan, donde fue descubierto el coronavirus por primera vez a fines de 2019, serán sometidos a pruebas para detectar el virus luego de que las autoridades confirmaran sus primeros casos locales de la altamente transmisible variante delta.

“Para garantizar que todos en la ciudad estén seguros, se harán con rapidez pruebas de ácido nucleico en toda la ciudad para descartar por completo los resultados positivos y las infecciones asintomáticas”, dijo el funcionario local Li Qiang en conferencia de prensa.

La ciudad no había reportado casos locales de coronavirus desde mediados de mayo del año pasado, pero el lunes confirmaron tres casos de la variante delta que no corresponden a viajeros llegados del extranjero.

Mediante una nota de la Comisión Municipal de Salud, las autoridades de Wuhan confirmaron el cierre de actividades de forma parcial y limitado a un área. Entre ellas, parte de una zona industrial y tecnológica fueron cerradas, una medida inusual desde el confinamiento del año pasado.

A una residente se le realiza una prueba de ácido nucleico para el coronavirus en Wuhan, en la provincia central de Hubei, en China

Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, cerró la calle Zhuankou, de las principales en la zona de desarrollo económico, por ser un espacio de riesgo medio. Además, aplicó medidas de gestión de “entrada única y salida cero”, así como “reuniones cero”, señaló la Comisión.

Cada hogar puede designar a una persona para que compre los bienes necesarios que se irán a buscar “en un momento específico”, mientras la circulación de vehículos quedará prohibida, a excepción de aquellos de emergencia, como ambulancias, antiepidémicos, policiales y de bomberos.

El brote relacionado a la variante delta surgió el 20 de julio, luego de que se detectaran e identificaran varias personas contagiadas con la mutación en el aeropuerto de Nanjing, en la provincia de Jiangsu. Las autoridades sospechan que la delta fue introducida en un vuelo que llegó desde Rusia.

La variante fue hallada hasta ahora en más de 20 ciudades, incluida Pekín, y ya se propagó por lo menos en cinco provincias durante las últimas dos semanas.

Las personas comprando artículos en un supermercado en Wuhan ya que las autoridades dijeron que impondrán restricciones para analizar a toda su población para detectar Covid-19

La Comisión Nacional de Salud informó desde Pekín 90 nuevos casos en la última jornada, de los cuales 61 eran de transmisión local y 29 “importados”, es decir, de personas que llegaron hace poco tiempo al país desde el extranjero.

Las ciudades de Nanjing y Yangzhou han cancelado los vuelos internos y Beijing ha detenido los trenes de larga distancia de 23 estaciones.

China controló la epidemia el año pasado gracias a campañas de testeos y aislamientos masivos cada vez que registraba un repunte de los casos. Solo ha tenido que combatir algunos brotes localizados después. Pero ninguno de los anteriores había traspasado los límites de una ciudad o una provincia, y esta vez hay casos en más de 35 ciudades y en 17 de las 33 provincias.

El total de casos confirmados de la variante delta es todavía de unos pocos cientos, pero están mucho más esparcidos por el territorio que en cualquier otro rebrote con el que haya tenido que lidiar el país desde el foco inicial que arrasó con Wuhan a principios de 2020.

Fuente: lanacion.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)