Malvinas: impulsan proyecto para reconocer como veteranos a los conscriptos que defendieron el litoral marítimo

Diputados de distintas fuerzas políticas impulsan en el Congreso un proyecto de ley para que se reconozca como veteranos de guerra de Malvinas a los conscriptos que defendieron el litoral marítimo patagónico -parte del Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (TOAS)-, durante el conflicto con el Reino Unido en 1982.

“Reconocimiento moral e histórico a ex soldados combatientes de la guerra de Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur”, se titula el escrito que fue presentado por los legisladores Marcelo Koenig (Frente de Todos), Luis Contigiani (Frente Progresista, Cívico y Social) y José Luis Ramón (Unidad y Equidad Federal), y que recoge un reclamo histórico de los TOAS.

El proyecto 0505-D-2021 contempla el reconocimiento como veteranos a los exsoldados conscriptos que “hayan cumplido las ordenes emanadas del alto mando militar de vigilancia y defensa de las costas del litoral marítimo patagónico, bases aéreas y puntos estratégicos, o realizaran tareas de logística, o sanidad por el conflicto, en el espacio terrestre continental perteneciente al Teatro de Operaciones Atlántico Sur”. Actualmente ya cuenta con adhesiones de más de 60 diputados y diputadas de todo el arco político.

Protagonistas

“Nuestro proyecto está acotado, y de manera bien clara, a los soldados que tuvieron orden de operación. Por eso es una solución; está enfocado en dar respuesta a todos los problemas que tuvimos anteriormente para ser reconocidos. Este proyecto está bien hecho y tiene contundencia jurídica, por eso lo apoyan diputados de todos los bloques. Incluso hay siete que pertenecen a la comisión de Defensa. Es gente que está en el tema”, explica a Ámbito Alejandro Martínez, integrante de Concertación TOAS, espacio que encabeza el reclamo.

Martínez integró el Regimiento I de Infantería de Patricios en 1982 y durante el conflicto estuvo apostado en Rada Tilly, Chubut. Fue uno de los casi 10 mil soldados abocados a la defensa del litoral marítimo, cuyo reconocimiento como veteranos existió hasta 1988, cuando fue revocado luego de los alzamientos carapintada.

Desde entonces los reclamos estuvieron atomizados. Además de tratarse de un tema sensible, también juegan detalles y cuestiones legislativas y hasta retóricas que tienen peso propio. Con el paso del tiempo, los TOAS lograron pulir las diferencias, unificaron posturas e hicieron masa en una causa común: “Este proyecto de ley tiene el consenso de todos los TOAS. No hay TOAS que digan ‘no, esto no es así, falta esto o lo otro’. Se hizo con documentación fehaciente que lo respalda. No está hecho por expresión de deseo o por algo que es un relato verbal. Todo lo que está estipulado tiene respaldo de documentos”.

“En 2015, cuando Cristina ordenó abrir los archivos, toda esa documentación que teníamos fotocopiada y sacada entre gallos y medianoche quedó blanqueada, pero el Ministerio de Defensa no lo actualiza. Sigue vigente el Decreto 509/88. Eso es un dique contenedor para nuestra justicia. Se dijo que si nos dan a nosotros lo que nos corresponde, eso hará que todos los soldados tengan la misma condición. Pero no es así, este proyecto está acotado a los soldados que tuvieron orden de operación”, añade Martínez.

Con respecto a las dificultades que atraviesan aún hoy, el dirigente explica: “Las resistencias vienen por intereses creados. En el 88 las FFAA bloquearon el ingreso de nuevos veteranos porque el presupuesto de esos veteranos se descontaba de lo que iba a las fuerzas. Era un gasto para el Ejército. Menos veteranos, más presupuesto para la operatoria. Eso era lo primario”.

“Si me preguntás ahora quiénes son los que se oponen, son los que manejan el sistema de reconocidos, presidentes de algunas asociaciones de veteranos. Dicen que ellos hablan por todos, y nosotros tenemos testimonios de que las bases no piensan como ellos. Tenemos firmas y veteranos que trabajan con nosotros. También hay asociaciones de veteranos que nos apoyan”, cierra.

Entre marzo y abril de este año, a 39 años del conflicto, Concertación TOAS realizó “La ruta del TOAS”, una caravana de más de 2.000 kilómetros que unió Puerto Madryn con Ushuaia, atravesando todos los escenarios continentales que formaron parte del teatro de operaciones. Esa actividad fue declarada de interés público por ambas Cámaras del Congreso, y también les valió reconocimientos de distintos municipios y legislaturas patagónicas.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)