La combinación de vacunas AstraZeneca y Pfizer crea una fuerte respuesta inmune

La combinación de dosis de las vacunas contra el covid-19 de Pfizer Inc. y AstraZeneca Plc genera una fuerte respuesta inmune, según los resultados de un estudio de la Universidad de Oxford, un hallazgo que podría permitir una mayor flexibilidad en el uso de suministros escasos.

Un programa mixto de la vacuna de Pfizer seguida por la vacuna de Astra, y viceversa, resultó en altas concentraciones de anticuerpos contra el covid-19 cuando se administraron con cuatro semanas de diferencia, informaron el lunes los investigadores en la revista médica The Lancet.

Médicos y funcionarios de salud pública están analizando varias formas de maximizar los suministros de vacunas –por ejemplo, retrasando el tiempo entre la primera y la segunda dosis–, mientras muchas naciones de ingresos bajos y medios intentan dilucidar la manera de hacer frente a la escasez de vacunas. La capacidad de mezclar dosis podría ayudar a los países con suministros de diferentes vacunas a ayudarse entre sí.

El orden en que las personas recibieron las vacunas afectó los resultados. La vacuna de Astra seguida de la de Pfizer produjo niveles más altos de anticuerpos inmunes y células T que la administración de la vacuna de Pfizer seguida de la de Astra.

Programas flexibles

Ambos programas de combinación de vacunas produjeron más anticuerpos que dos dosis de Astra, reveló el estudio. La mejor respuesta de células T se produjo al administrar la vacuna de Astra seguida de la de Pfizer, y la respuesta de anticuerpos más alta se observó con dos dosis de Pfizer.

“Esto aboga por la flexibilidad en el uso de estos programas, cuando las circunstancias locales lo requieran”, dijo en una rueda de prensa Matthew Snape, profesor de Oxford que dirigió el ensayo. “Esto les da opciones a todos”.

Las dosis de la vacuna de AstraZeneca actualmente se administran con un intervalo de 12 semanas en el Reino Unido, lo que amplía la accesibilidad y parece aumentar la eficacia de la vacuna. Además, un estudio de Oxford publicado el lunes mostró que administrar las vacunas con un lapso de hasta 10 meses entre ellas mejoró aún más las respuestas. Los resultados de una prueba de las dosis combinadas con intervalos de 12 semanas estarán disponibles “dentro del próximo mes, aproximadamente”, dijo Snape en la sesión informativa.

El ensayo involucró a 830 voluntarios de 50 años o más y probó las vacunas solo contra la variante identificada por primera vez en Wuhan. Nuevas pruebas contra variantes adicionales del coronavirus podrían ser útiles para informar qué vacunas y combinaciones utilizar en potenciales dosis de refuerzo para el invierno, indicó Snape. La investigación adicional del programa analizará la combinación de las vacunas de Moderna Inc. y Novavax Inc.

El mes pasado, investigaciones preliminares del estudio revelaron que la combinación de dosis de Pfizer y Astra aumentaba los efectos secundarios, como fatiga y dolores de cabeza. Sin embargo, los hallazgos del estudio de The Lancet indicaron que estos fueron de corta duración.

Fuente: perfil.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)