Huawei lanza su propio sistema operativo para burlar las sanciones de EEUU

El gigante de telecomunicaciones chino Huawei lanzó este miércoles el sistema operativo HarmonyOs, para reforzar su supervivencia en los teléfonos inteligentes después de que las sanciones estadounidenses lo privaran de Android, el sistema de Google.

Huawei presentó sus primeros dispositivos móviles equipados con el nuevo sistema en un evento en línea transmitido desde su sede en Shenzhen, en el sur de China.

El desarrollo de HarmonyOs fue seguido de cerca por el mundo tecnológico desde que la administración del entonces presidente Donald Trump lanzó una campaña muy agresiva, en 2018, para frenar el desarrollo de Huawei por considerar que lleva a cabo tareas de espionaje a favor de Pekín.

En 2019 Washington sancionó a Huawei impidiéndole que acceda a tecnología estadounidense para sus productos, en particular al sistema operativo Android de Google, utilizado por casi todos los fabricantes de smartphones del mundo con la excepción de Apple (que utiliza su iOS).

Hasta ahora ninguna empresa logró enfrentar al duopolio de Google y Apple en los sistemas operativos móviles. Blackberry, Windows Phone de Microsoft y el dispositivo Fire de Amazon lo intentaron sin éxito.

HarmonyOS compartirá con Android algunos componentes que todos los programadores utilizan de manera libre (open source). Pero Huawei aprovechó para ir más lejos que el sistema de Google al integrar la posibilidad de interactuar con los objetos conectados, “una necesidad a la cual Android e iOS no respondieron”, afirmó a la prensa Wang Chenglu, el programador del nuevo sistema operativo.

Huawei, líder mundial de equipos para estaciones de base de telecomunicaciones y redes, entró en el negocio de la telefonía móvil en 2003 utilizando Android.

Rápidamente se convirtió en uno de los tres principales fabricantes de teléfonos inteligentes del mundo, junto al coreano Samsung y el estadounidense Apple, llegando incluso a ocupar el primer lugar impulsado por la demanda en China y los mercados emergentes.

Pero las sanciones estadounidenses debilitaron su posición y crearon incertidumbre en cuanto a su futuro.

El mayor desafío que enfrenta Huawei son las aplicaciones, ya que necesita convencer a los programadores de que las retoquen para que funcionen con HarmonyOS y así los consumidores sigan comprando sus teléfonos, estimaron los analistas.

Pero según Wang, HarmonyOs estará también en condiciones de aceptar una amplia gama de apps, incluso si no fueron programadas para ese sistema operativo.

Sin Android, Huawei no puede ofrecer a los usuarios de sus teléfonos inteligentes aplicaciones muy populares, como el navegador de búsqueda de Google.

El acceso de Huawei a los microprocesadores necesarios para fabricar teléfonos también fue limitado en los últimos trimestres.

Huawei podrá resolver fácilmente el problema de las aplicaciones en China, su mercado interno, pero en el resto del mundo las perspectivas son sombrías.

“En términos de contenido, cuando se habla del mercado internacional, no se puede vivir sin Google, sin Amazon o YouTube. Será un desafío”, dijo a AFP Elinor Leung, especialista de internet y telecomunicaciones en Asia de la empresa financiera CLSA.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)