Putin advierte a EEUU y la Unión Europea que “no traspasen la línea roja”

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió este miércoles a las potencias occidentales que “no traspasen la línea roja” con Rusia, en medio de las crecientes tensiones por la salud del opositor Alexéi Navalny y por a militarización en la frontera con Ucrania.

“Globalmente, nos comportamos de forma prudente y modesta, a menudo incluso sin responder a las acciones inamistosas o incluso a groserías flagrantes”, declaró Putin en su discurso anual a la Nación.

Advirtiendo a quienes se tomen sus “buenas intenciones como una debilidad”, el mandatario ruso afirmó que esperaba “que nadie tenga la idea de traspasar una línea roja con Rusia”.

“Decidiremos nosotros mismos por dónde pasa (esa línea)”, declaró, en alusión a sus múltiples cruces verbales con las potencias occidentales, pero sin aportar más precisiones.

Según Putin, para algunos países, “¡atacar a Rusia por cualquier cosa se convirtió en una especie de deporte!”.

En las últimas semanas la tensión con el gobierno de Estados Unidos y con los miembros de la Unión Europea (UE) creció. Primero por la reanudación del conflicto entre Ucrania y los separatistas prorrusos y, en los últimos días, por la salud del detenido opositor Alexéi Navalny, en huelga de hambre desde fines de marzo.

Además, la administración de Joe Biden impuso una batería de sanciones por el supuesto espionaje e injerencia electoral en Estados Unidos.

Putin, cuyo país es un gran productor de hidrocarburos y suele sufrir catástrofes ecológicas, prometió además que luchará contra el cambio climático.

El jefe de Estado ruso dijo que actuará con firmeza y que desea “crear una industria de reciclaje de emisiones de carbono para llegar a una reducción de sus volúmenes e introducir un control y una vigilancia estrictos”.

Putin se fijó como objetivo que el volumen acumulado de emisiones de efecto de gas invernadero de Rusia sea inferior al de la Unión Europea en los próximos 30 años.

“Estoy absolutamente convencido de que semejante objetivo, teniendo en cuenta nuestro potencial científico y tecnológico, es perfectamente realizable”, aseguró.

Rusia es uno de los grandes contaminantes del mundo, pues su economía reposa en mayor parte en la extracción de gas, de petróleo, de metales preciosos y en la industria pesada.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)