Mercado firme, pero Argentina no levanta

…que, con un área a sembrar de unos de 7 millones de hectáreas, y una cosecha que podría rondar los 21 millones de toneladas, la reunión sobre Perspectivas del Mercado de Trigo 21/22 que organizó el Ministerio de Agricultura de la Nación dejó un saldo ambiguo ya que tales guarismos eran casi los que se esperaban para la campaña que está finalizando (20/21), si la seca no hubiera frustrado parte de los rendimientos. Ahora, la buena rentabilidad del cultivo, según los funcionarios, y las líneas de crédito específicas que se están gestionando desde el Estado con bancos como Bapro, Bersa, de Córdoba, o Nación, y “haciendo hincapié en el fertilizante, que es clave”, “además de tarjetas con tasa cero”, parece que no alcanzaría para elevar el entusiasmo de los productores que repetirían, casi, el mismo esquema del año pasado, cebada incluida, en un planteo de invierno que tiene muy pocas alternativas. En contra estaría jugando la inestabilidad política y económica, mientras que a favor juegan la falta de alternativas y la muy buena humedad del subsuelo con que parece que comenzará la campaña tras las lluvias con que arrancó el otoño. Esto determinaría, según cuentas oficiales, rindes promedio de 31 quintales por ha, que dejarían un saldo exportable de 13-14 millones de tn, unos u$s3.000 millones, que llegarían a u$s4.000 millones incluyendo la muy expectante (para esta campaña) cebada. Según las autoridades, y alentados por los relativamente altos precios internacionales, ya se declararon más de 800.000 toneladas de la nueva campaña.
 
…que, algunos productores se preguntan qué pasó con el trigo transgénico que se cosechó en la última campaña (se estiman una 20.000 toneladas, aunque nadie lo sabe a ciencia cierta, como tampoco quién lo custodia y adonde se guarda), que no está autorizado para comercializar, entre otras cosas, porque sigue sin aparecer ningún contrato en firme de compra desde el exterior, y tampoco se sabe que actitud va a adoptar Agricultura en esta campaña, si va a volver a autorizar una siembra aún sin destino de venta, pero que para algunos, “puede poner en riesgo la totalidad de la cosecha”. En ese sentido, los resultados globales del último período, siguen siendo alentadores para el Gobierno, a pesar del poco/nulo incremento que hubo en el área de siembra, y de las pérdidas que impuso la sequía que se estiman en no menos de 12-15 millones de toneladas, en especial de maíz y de soja, lo más voluminosos. Sin embargo, el fuerte incremento en los precios internacionales, más que compensó los daños climáticos. Según el especialista Gustavo López en la reunión mensual del Grupo Sema, el “agresivo ritmo mundial de ventas” determinó que en los últimos 8 meses el maíz registrara aumentos en las cotizaciones internacionales de “81 dólares por tonelada (+ 62%)”, mientras que la soja agosto “subió otros u$s190/tn (58%)”, todo alentado por los muy bajos stocks mundiales (EE.UU. tendría soja sólo para 4 días), a causa de las abultadas y continuas compras chinas. López señaló además que, a pesar del récord de producción de soja en Brasil (+134 millones de toneladas), y de las perspectivas de fuerte incremento de la siembra en EE.UU. en la nueva campaña, se mantendría igual la firmeza del mercado debido a que la recuperación de stocks, de no mediar algún suceso fuertemente disruptivo (¿una nueva variante de la Peste porcina, por ejemplo?), llevaría varios ciclos. Lo mismo sube con maíz, trigo, girasol (tal vez el más firme de todos), y hasta el sorgo y la cebada, recalentados también por las compras asiáticas. Igual, el consejo a los productores fue el de “tomar posiciones con estos precios”, y/o “tomar coberturas”, recomendó López. A su turno, el climatólogo Eduardo Sierra, alertó sobre la posibilidad de más heladas tempranas y tardías en el ciclo que está comenzando, y destacó que en esta campaña “las condiciones serán más moderadas (que en la anterior), pero no óptimas”.

…que, no fueron pocos los que comentaron el avance que significa la “nueva balanza inteligente y móvil” desarrollada por el INTA que “permite saber, en tiempo real, qué ocurre con cada uno de los animales y que se desarrolló a partir de un convenio con la Universidad de Australia”. Así, “el INTA Anguil –La Pampa– adaptó una balanza de pesada al paso adaptada a las demandas y necesidades de los productores argentinos, y que funciona on line (si hay internet), o mediante un pendrive si no hay conectividad disponible. El sistema, considerado muy positivo por los productores, se contrapuso a la controversia generada por la aparición, casi simultánea, de un manual de “lenguaje inclusivo” creado en el organismo técnico oficial, que generó las más variadas consideraciones, muchas de ellas referidas al tiempo de dedicación profesional para el que están contratados muchos técnicos del INTA, y a las diferencias entre las grandes sedes centrales (3 o 4), y los INTA locales, o regionales, mucho más consustanciales con la realidad de los productores, “aunque son los que menos presupuesto tienen”, se quejó un técnico de la línea.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)