Larreta confirmó que irá a la Corte Suprema para defender las clases presenciales: la estrategia depende del texto del decreto

Horacio Rodriguez Larreta confirmó este mediodía que la Ciudad presentará un amparo ante la Corte Suprema para defender las clases presenciales, tal como había adelantado Infobae, pero la estrategia jurídica depende de la redacción final del decreto sobre las nuevas restricciones, que todavía no se publicó. El jefe de Gobierno porteño rechazó el cierre de las escuelas y la posible intervención de las fuerzas federales de seguridad en el territorio de la ciudad de Buenos Aires. “Estamos ante un decreto que tiene fuerza de ley, eso hay que cumplirlo, pero rechazamos la participación del Ejército y de las fuerzas federales en la Ciudad. La Ciudad es autónoma y vamos a hacer todo lo que podamos para garantizarla”, dijo.

Durante toda la mañana Larreta estuvo reunido con su gabinete reducido y evaluó distintas opciones en el plano judicial. Se estudió una acción declarativa de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema por la competencia originaria, con una medida cautelar para que la decisión, si la hay, tenga efecto inmediato. También se habló de una presentación ante el fuero Contencioso Administrativo de la Ciudad o ante el Contencioso Administrativo Federal. Pero finalmente será por la vía del amparo. “Hasta que se publique del DNU vamos por ese camino, si algo cambia, la estrategia se puede modificar”, explicó un funcionario porteño.

Las autoridades de la Ciudad se apoyarán en el artículo 6 de la Constitución de la Ciudad que determina que las autoridades “tienen mandato expreso, permanente e irrenunciable del Pueblo de la Ciudad, para que en su nombre y representación agoten en derecho las instancias políticas y judiciales para preservar la autonomía y para cuestionar cualquier norma que limite la establecida en los artículos 129 y concordantes de la constitución nacional”.

El jefe de gobierno porteño estuvo en contacto desde anoche con distintos gobernadores y con los integrantes de su “mesa judicial”, que recibieron consultas a la distancia. También hubo charlas con especialistas externos en Derecho.

La decisión de ir a la Corte Suprema reflota el escenario por el recorte en los fondos de la coparticipación federal. En ese caso, la Ciudad presentó un amparo contra el DNU y luego hizo otra presentación cuando se aprobó la ley en el Congreso. Pasaron casi siete meses. Recién esta semana el Máximo Tribunal llamó a una audiencia de conciliación para el 21 de abril.

Larreta también se expresó en contra del cierre de las escuelas. “Tengo la responsabilidad de defender las clases de los chicos, estamos en desacuerdo con la decisión de suspender las clases”, puntualizó.

Su decisión se respalda en la baja incidencia de contagios que registraron en los dos primeros de clases. En comparación con el primer mes, en el que solo se había contagiado el 0,17% de los docentes y alumnos, entre el 17 de marzo y el 12 de abril se infectó el 0,71% de la comunidad educativa, en línea con la curva ascendente en la Ciudad. No obstante, de los casos que se aislaron preventivamente por contacto estrecho dentro de una misma burbuja, dio positivo luego solo el 0,012%.

Anoche circuló un decreto que generó confusión sobre las clases. No fue una respuesta a los anuncios de Alberto Fernández. De hecho se había firmado horas antes del mensaje del Presidente. “Es un decreto que estaba orientado a los trabajadores de la educación, salud, y seguridad para que puedan circular en el transporte público. No se declaró esencial la actividad educativa”, explicó un vocero esta mañana. Y agregó: “Estamos en comunicación con distintas ONGs para generar un petitorio colectivo juntando firmas”.

Otro punto de tensión por estas horas es la posible intervención de las fuerzas federales (Prefectura, Gendarmería y PSA) en las calles de la Ciudad. “El Poder de Policía lo tiene la Ciudad salvo que el decreto nacional diga que hay una intervención federal. No se pueden llevar puesta la Constitución nacional y de la Ciudad. La intervención de las fuerzas federales es de imposible cumplimiento desde lo legal y lo práctico”, aseguró a este medio un funcionario porteño.

La ministra de Seguridad de la Nación Sabrina Frederic dijo esta mañana que hubo contactos con la Ciudad y hasta mencionó al secretario de Seguridad Marcelo D’Alessandro. Según pudo saber este medio, el funcionario fue consultado anoche si podía asistir a una reunión este mediodía para coordinar las medidas pero rechazó la invitación a la espera de los anuncios del jefe de Gobierno.

“No me importa si la Policía de la Ciudad no quiere intervenir”, lanzó esta mañana el Presidente en una entrevista con Radio 10. La frase explotó en las oficinas de Uspallata. En la Ciudad ratifican por estas horas que las fuerzas federales no pueden patrullar por las calles de la Ciudad y solo puede actuar en estaciones de trenes, en los accesos y en lugares como la Villa 21-24 y el barrio 31, donde hay acuerdos con la Ciudad.

Alberto Fernández deslizó en la misma entrevista que la Policía de la Ciudad no actuaba en las calles para hacer cumplir las restricciones nocturnas anunciadas el viernes de la semana pasada. “Por ese motivo decidí que esto se cumpla con las fuerzas federales, todo el mundo tiene mi número de celular y el fin de semana no fueron pocos los vecinos que me mandaban fotos de Palermo con todos los bares abiertos”, dijo.

Fuente: infobae

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)