Guía del cambio climático: cómo es el proyecto de u$s100 millones de la NASA para vigilar las emisiones

El objetivo es claro: detectar desde el espacio las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de fuentes contaminantes como centrales eléctricas y refinerías de petróleo para alentar a esas industrias a sellar las fugas.

El proyecto de la NASA para lanzar los satélites Carbon Mapper es crucial, porque utilizará por primera vez tecnología desarrollada para observar y medir las emisiones ya no en amplias áreas geográficas, sino al detalle y con exactitud.

En la mira está el grupo de “superemisores” de metano en las industrias de los hidrocarburos, de los residuos y de la agricultura, que contribuyen en gran medida a volcar este gas de efecto invernadero en la atmósfera.

Se espera que los dos primeros satélites de la constelación sean lanzados en 2023 en una asociación con el estado de California, el multimillonario Michael Bloomberg y la empresa de satélites Planet, entre otros. Aunque los datos se compartirán públicamente, la idea es que las empresas emisoras se suscriban para tener un acceso temprano a esos datos y reparen las fugas, una exigencia cada vez más fuerte no solo de activistas ambientales sino de los propios inversores que reclaman una solución.

El metano es 80 veces más potente que el dióxido de carbono en sus primeros 20 años en la atmósfera, por lo que es vital realizar drásticos recortes de emisiones para evitar los peores impactos del cambio climático.

Fuente: ambito.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)