Elon Musk anuncia que ya se pueden comprar coches Tesla con bitcoins en EE UU

El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, ha anunciado este miércoles que los interesados en comprar un coche de la marca ya pueden emplear bitcoins para hacerlo. La noticia llegó sin comunicados ni comparecencias. Lo hizo al más puro estilo Musk, con un breve mensaje en la red social Twitter —su medio de expresión favorito—, pasadas las dos de la madrugada hora de EE UU. Sus ocho palabras viajaron rápidamente por la red propulsadas por sus cerca de 50 millones de seguidores, muchos de los cuales lo idolatran como a un visionario.

En otro tuit, Musk matizó que por ahora la medida se ciñe solo a Estados Unidos. En el resto del mundo, los clientes deberán esperar para hacerse con uno de sus vehículos eléctricos usando la criptomoneda como medio de pago, pero la intención de la firma es que puedan hacerlo este mismo año.

El paso de Tesla revoluciona su política comercial. Y convierte los precios de sus coches en un elemento líquido en constante fluctuación. La versión más cara de su modelo X cuesta según su web 113.190 dólares (unos 96.000 euros), lo que actualmente suponen algo más de dos bitcoins. Sin embargo, si dentro de un mes el precio del bitcoin se redujera a la mitad (algo nada descartable visto el historial de extrema volatilidad de la criptodivisa) lo ingresado por Tesla caería en la misma proporción, y sería el equivalente a que el cliente hubiera desembolsado 56.595 dólares. Por el contrario, si el bitcoin doblara su precio, Tesla habría recibido por ese coche 226.380 dólares.

La noticia no es una sorpresa. Tesla ya anunció a comienzos de febrero que permitiría usar bitcoins para comprar sus coches, pero no había concretado la fecha en que empezaría a facturar de ese modo. Aquel día, la compañía también comunicó que había adquirido 1.250 millones de euros en bitcoins para maximizar la rentabilidad del efectivo que no necesita a corto plazo, una inversión por ahora muy rentable, dado que el precio de la criptomoneda ronda máximos históricos. La firma automovilística se propone ahora aumentar aún más su exposición al bitcoin, dado que ha explicado que no convertirá en dólares los pagos que reciba de sus clientes en criptomonedas.

Algunos auguraban que el anuncio de Tesla podría provocar una cascada de compañías que le siguieran los pasos y pasaran a admitirlo como medio de pago. De momento eso no ha sucedido. Y los analistas creen que la excesiva volatilidad de la criptomoneda seguirá provocando que las grandes corporaciones rechacen su uso.

Musk empezó su idilio público con el bitcoin en diciembre, cuando hizo dispararse su cotización solo con incluir el nombre de la criptomoneda en la descripción de su biografía de Twitter. El jefe de Tesla lleva ahora su fe mucho más allá al aceptarla como medio de pago, e ignora así las advertencias de varios bancos centrales sobre el bitcoin, al que consideran un activo especulativo de alto riesgo.

Apoyada en las expectativas de aumento del uso del coche eléctrico, Tesla vale hoy en Bolsa 635.000 millones de dólares, un 555% más que hace un año, una revalorización ha convertido a Musk en el segundo hombre más rico del mundo tras el fundador de Amazon, Jeff Bezos.

La decisión de Tesla de autorizar desde ya el pago con bitcoins hizo subir el precio del bitcoin este miércoles. Pasadas las nueve de la mañana se cambiaba por más de 56.000 dólares, un alza del 5%.

Fuente: elpais.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)