Biden presiona al Congreso para aprobar su paquete de estímulo económico

El presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, lamentó el lento ritmo de recuperación de la economía del país y renovó sus esfuerzos para que el Congreso apruebe pronto su plan de estímulo, tras la publicación de los datos del desempleo de enero, que registró una leve baja de 0,4%.

Aunque la tasa de desempleo bajó al 6,3% en el primer mes del año, el país sumó apenas 49.000 puestos de trabajo, algo que el mandatario consideró insuficiente.

“A este ritmo, nos va a tomar diez años llegar al pleno empleo”, señaló Biden, quien destacó que el sector privado creo solamente 6.000 empleos.

“Esto no es una hipérbole, es un hecho”, dijo el mandatario desde la Casa Blanca antes de reunirse con los líderes demócratas de la Cámara de Representantes, reportó la agencia de noticias AFP.

En su informe mensual, el Gobierno explicó que el mercado de trabajo estadounidense “sigue reflejando el impacto de la pandemia de Covid-19 y los esfuerzos para contenerla”.

Las cifras fueron difundidas el mismo día en que el Senado aprobó una resolución presupuestaria, impulsada por los demócratas, que abre la vía al plan integral de alivio a la economía propuesto por el Gobierno con una mayoría simple, lo que evitaría un bloqueo de los republicanos.

“Voy a actuar rápido y me gustaría hacerlo con el apoyo de los republicanos”, afirmó Biden en la Casa Blanca. “Podemos reducir el sufrimiento en este país”, evaluó.

El eje del plan es una partida para asegurar la distribución de vacunas y la entrega de cheques de ayuda por cerca de 1.400 dólares para las personas con el fin de alimentar el consumo, que es la locomotora de la economía.

“Veo mucho sufrimiento en este país, mucha gente sin trabajo, mucha gente que tiene hambre”, afirmó Biden.

La Covid-19 causò más de 456.000 muertos en Estados Unidos, más que en ningún otro país del mundo, y socavó un dinámico mercado laboral que pasó de tener una tasa de desempleo de 3,5% antes del brote a registrar un 14,7% en abril pasado.

El país sufrió el año pasado la peor contracción desde 1946 y la recuperación fue dispar: algunos sectores, como el inmobiliario, lograron repuntar, pero otros como el ocio y los viajes todavía sufren por la pandemia

En la actualidad, hay un tercio de los desempleados que lleva más de seis meses sin actividad y hay 6 millones de personas que trabajan a tiempo parcial, pese a que desearían tener más horas.

Si bien la cantidad de personas consideradas sin trabajo se ubica en 10,1 millones, casi dos veces más que antes de la crisis, esta cifra no tiene cuenta a los trabajadores independientes, mientras que 17 millones de estadounidenses reciben subsidios, según las estadísticas publicadas este viernes..

El informe dio cuenta, además, de la desigualdad en el país, ya que la tasa de desempleo es más baja para los trabajadores blancos (5,7%), pero es más alta entre los latinos (8,6%) y los negros (9,2%).

Tras el encuentro del mandatario con los legisladores de su partido, la jefa de Cámara baja, Nancy Pelosi, estimó que en dos semanas podría enviarse una propuesta al Senado.

El plan del Ejecutivo recibió el apoyo de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, para quien EEUU tiene “el espacio fiscal para tomar medidas adicionales de alivio y de apoyo”.

La directiva del organismo juzgó “adecuado” usar esta herramienta “dado el excepcional grado de incertidumbre y el hecho de que todavía hay mucho sufrimiento para los hogares y las empresas”.

Los analistas esperaban que la tasa de desempleo permaneciera estable en 6,7%, pero apostaban por una cifra más alta de creación de puestos de trabajo, en torno a los 50.000.

La consultora Oxford Economics advirtió que pese a que los números parecen buenos, la situación “enmascara un importante impulso de factores estacionales, una significativa revisión a la baja de 15.

Fuente: telam.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)