Asociaciones feministas católicas celebran que el Papa le dio voto a una mujer en el Sínodo

Una de las organizaciones feministas más activas dentro de la Iglesia Católica, la asociación de mujeres católicas Voices of Faith (Voces de Fe), se mostró satisfecha tras la decisión del Papa Francisco de dar voto a la religiosa francesa Nathalie Becquart en el Sínodo de Obispos, luego de nombrarla subsecretaria de esa organización consultiva en la que se tratan temáticas de importancia para la Iglesia católica.

En declaraciones hechas al medio Europa Press, la teóloga polaca, Zuzanna Flisowska, quien representa a esta organización feminista con sede en Roma, manifestó: “Estoy muy contenta y feliz con esta decisión que influye en la igualdad y en el liderazgo de las mujeres en la Iglesia católica”. Además, explicó que desde la asociación llevaban años promoviendo diversas campañas para que esto suceda.

Sus reivindicaciones nacieron de hecho en 2018, durante el Sínodo de los Jóvenes, cuando se incluyó por primera vez la participación de una docena de mujeres en los debates con los obispos, pero ninguna de ellas pudo votar el texto final. Desde entonces, la Unión de Superioras Generales (UISG) instó a los organizadores de la asamblea sinodal a que cambiasen la norma para permitir que al menos pudieran votar las representantes de las Congregaciones religiosas que participaban.

“No hay ningún motivo que ampare la exclusión de las mujeres en las votaciones finales del texto final que recoge la opinión mayoritaria del Sínodo. De hecho, es una decisión personal del Papa que con este gesto sin precedentes abre el camino para una Iglesia más sinodal”, comentó Flisowska.

Sin embargo, la teóloga advierte que algunos sectores feministas en la Iglesia acusan “la lentitud” con la que se van tomando estas decisiones. “La maquinaria de la Iglesia se mueve con lentitud. Esto no pasa de un día para otro. Es un paso que de momento solo supone un solo voto. No significa en ningún caso que todas las mujeres que participen en el Sínodo votarán, pero en cualquier caso sí es una gran noticia y una apertura”, sentenció Flisowska.

El voto en los debates sinodales ya se ha conseguido para los religiosos, pero que sigue vetado a las mujeres superioras de órdenes religiosas, aunque tengan el mismo estatus canónico. Sin embargo, Flisowska destacó que, este gesto que se pondrá en práctica en 2022, cuando el Papa convocó un Sínodo de Obispos sobre Iglesia y sinodalidad, es un paso que “no supone una revolución, pero sí algo muy significativo”.

El pasado 11 de enero, Francisco modificó el Código de Derecho Canónico para que el acolitado y el lectorado sean también un papel que puedan ejercer las mujeres. “Este es un nuevo paso adelante del Papa menos litúrgico y más de carácter administrativo para lograr una Iglesia más sinodal con mayor participación de la mujer en las decisiones”, concluyó Flisowska.

Fuente: perfil.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)