Al menos cinco muertos por un megachoque en Estados Unidos

Una importante tormenta invernal congeló una autopista en Texas, lo que provocó un choque masivo este jueves que involucró a entre 75 y 100 vehículos, con el saldo de por lo menos cinco muertos.

Todavía no se sabe la cantidad de heridos, mientras que los cuerpos de ayuda siguen trabajando en el accidente en la Interestatal 35 cerca del centro de Fort Worth, dijo la policía, que tomó un centro de reunificación de familias en un centro comunitario.

De acuerdo con AFP, por lo menos 36 personas fueron trasladadas a hospitales de la zona, de acuerdo con lo que reveló el vocero del departamento de Bomberos, Michael Drivdahl, durante una conferencia de prensa y advirtió que el número podría aumentar porque los rescatistas siguen trabajando.

“La situación continúa siendo caótica”, declaró a The Weather Channel Jason McLaughlin, un “cazador de tormentas” profesional. “Parece que un par de vehículos perdieron el control y cuando eso pasó los otros se apilaron”, expresó.

Más al sur del estado, en Austin, más de 20 vehículos sufrieron un choque en una carretera helada, con el saldo de un herido. Sucede que la tormenta arrojó lluvia helada, aguanieve y nieve en varias partes de Estados Unidos.

En otros sitios, se esperan tormentas de hielo desde Arkansas hasta Kentucky. El Servicio Nacional de Meteorología pronosticó otra tormenta que traería nieve a los estados de la zona intermedia en la costa del Atlántico.

Más de 125 mil hogares y comercios se quedaron sin suministro eléctrico este jueves por la mañana, principalmente en Kentucky y Virginia Occidental, según el sitio web poweroutage.us, que monitorea los servicios públicos.

Mientras tanto, las autoridades en Kentucky pedían a las personas que se quedaran en casa debido a las condiciones invernales.

El gobernador Andy Beshear declaró que las oficinas estatales estarían cerradas debido al mal tiempo. Dispuso el estado de emergencia, con lo que se liberarían fondos de asistencia y se ayudaría a las agencias a coordinarse a medida que responden a los informes de carreteras resbaladizas y líneas eléctricas caídas.

Los equipos respondían a numerosas llamadas de ramas de árboles y cables eléctricos caídos, dijo la policía de Lexington en un tuit en el que también pidió a las personas a no salir, “a menos que sea absolutamente necesario”.

Fuente: minuto1.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)