UNAM encontró más de 4,000 Wolf-Rayet, estrellas masivas con más de 25 veces el tamaño del Sol

Astrónomos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dieron a conocer el hallazgo de más de 4,000 estrellas masivas en un par de galaxias en colisión conocidas como Las Antenas o NGC 4038/39.

El hallazgo lo tuvo un grupo del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA) de la universidad, el cual destacó que el nombre de las estrellas es Wolf-Rayet (WR).

El titular del proyecto, Mauricio Gómez González, explicó que estas son por lo menos 25 veces la masa del Sol. Incluso en su última etapa llegan a estar de 50 a 100 veces más grandes que el tamaño de este, en otras palabras, es el momento en el que son masivas.

Sin embargo, detalló su tiempo de vida es muy corto en comparación con la de otras estrellas, apenas de dos a cuatro millones de años. Lo que sucede es que los procesos de fusión en sus núcleos son más eficientes que los de las estrellas de baja masa.

El proceso de detección tuvo que ver, de acuerdo con el también investigador del IRyA, con que las WR arrojan al medio interestelar sus capas más externas, de la misma forma en la que se separan las capas de una cebolla. Con forme se acerca al núcleo se van poniendo más calientes y sus componentes son más identificables. “Fue así como las detectamos”, aseguró.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society de Oxford.

Sin embargo, no todas son iguales. El investigador explicó que en algunas domina el hidrógeno y en otras el carbono. Las estrellas evolucionaron y poco a poco desprendieron sus capas exteriores de oxígeno y dejaron ver sus elementos interiores.

De acuerdo con Gómez, al momento de separar la luz de las estrellas muy calientes en colores o longitudes de onda se obtiene un espectro y es posible denotar los componentes que tiene.

“Las encontramos en el rango del espectro óptico, en el visible, utilizando espectros obtenidos del telescopio VLT, que se encuentra en Chile”, añadió.

Por otro lado, el investigador señaló que este tipo de estrellas tiene una huella digital muy características, la cual esta formado por un espectro de helio, carbono, nitrógeno y oxígeno.

La principal dificultad con la que se encontraron los investigadores fue el poco tiempo de vida con el que cuentas las estrellas WR, en especial porque al ser masivas representan solo el 10% de los cuatro millones de años que viven.

El equipo de Gómez se encuentra formado por Divakara Mayya, del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE); Jesús Toalá y Jane Arthur del IRyA; Javier Zaragoza-Cardiel, del INAOE; y Martín Guerrero, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, España.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society de Oxford.

El grupo de astrónomos consiguió identificar estas más de cuatro mil estrellas, cuyo primer descubrimiento se realizó en 1867, cuando fueron detectadas 600 de ellas.

Fuente: infobae

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)