Coronavirus: el Gobierno evalúa diferir la segunda dosis de la Sputnik V para inmunizar a más personas con la primera

El conflicto que las farmacéuticas advierten, en un escenario de emergencia sanitaria, es que lograr la inmunidad de rebaño (con el 70 por ciento de la población inoculada) llevará varios meses y que cumplir con el volumen de producción pactado parece ser más difícil de lo que se aventuraba. Entonces, los interrogantes que se plantean son los siguientes: ¿cómo hacer para aprovechar de la mejor manera posible las dosis disponibles al momento para que alcancen a un mayor número de personas? ¿Estaría bien que los países cambien la estrategia y vacunen a más gente con una sola dosis y retrasen el suministro de la segunda para los que ya se dieron la primera? En definitiva, ¿cómo hacer para salvar a más gente?

–¿Están evaluando dar, en vez de dos dosis, una dosis a más gente como están realizando otros países?

–Tenemos que tener una mirada realmente amplia porque ésta es una situación absolutamente inédita y las decisiones se tendrán que tomar en tiempo real y a medida que vayan surgiendo informaciones de otros países. Los intervalos de interdosis de las vacunas son como mínimo de 21 días, pero si pasa más tiempo entre una y otra aplicación no es un problema relevante. La decisión sanitaria más importante que nos tenemos que plantear es si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola. En este contexto de pandemia es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote.

–¿Existe una estimación sobre con qué porcentaje de la población vacunada se podría volver a la “vieja normalidad”?

–No se puede saber con qué cantidad de población vacunada se reduciría la circulación del virus. Eso dependerá de las características de las vacunas. Si tenemos una vacuna que previene la infección y la trasmisión y su efecto dura un tiempo lógico, será mucho más probable que podamos interrumpir la trasmisión que si, en cambio, tenemos una vacuna que tenga más impacto en disminuir la mortalidad, pero no la infección y transmisión. Todavía falta que los ensayos clínicos digan bien cuál será el rol de la vacuna y de cada una de ellas en particular. Eso lo revela el seguimiento de la fase tres que aún resta por conocer.

–¿Qué ocurrirá, en caso de seguir este camino, con la aplicación de la Sputnik V que ya comenzó?

–En el caso puntual de la Sputnik V se trata de dos componentes distintos y la segunda tanda de 300 mil que llegarán al país la próxima semana serán aplicados a los que se dieron la primera dosis. Pensando en eso, para la segunda entrega estamos pidiendo más dosis del componente uno y no estamos pidiendo exactamente mitad y mitad como hicimos ahora.

Fuente: Pagina12

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)