Australia se declaró en alerta máxima luego de que se detectaran nuevas cepas de coronavirus del Reino Unido y Sudáfrica

Las autoridades sanitarias de Australia informaron este sábado que el país se encuentra en alerta máxima luego de que se detectaran en el territorio casos de nuevas variantes altamente transmisibles del coronavirus, descubiertas en Gran Bretaña y Sudáfrica.

Brisbane, la capital de Queensland, comenzó un estricto confinamiento de tres días luego de que se descubriera una cepa virulenta del virus que causa la enfermedad de COVID-19, vinculada a Gran Bretaña. Además, una variante que surgió en Sudáfrica se detectó en Sídney, la ciudad más grande de la nación oceánica, en un hotel de cuarentena. Se desconoce si el trabajador del hotel, un limpiador, se contagió de alguien procedente de Reino Unido.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, Justificó el cierre de Brisbane argumentando el peligro que supondría que la nueva variante se convierta en la cepa dominante del virus.

“Sé que habrá algunas personas en Brisbane que se preguntarán ‘¿Es esto necesario? Solo hay un caso’. Bueno, este no es un caso ordinario. Este es un caso muy especial y requiere que tratemos las cosas de manera muy diferente”, indicó Morrison.

El primer ministro australiano, Scott Morrison

Australia ha tenido más éxito que la mayoría de las economías avanzadas en la gestión de la pandemia de coronavirus, con un total de 28.600 contagios y 909 muertes, mientras que cada estado ha registrado en algún momento cero casos de COVID-19.

Pero dadas las nuevas cepas, el gobierno recortó el pasado viernes el número de viajeros del extranjero y decidió exigir pruebas negativas de COVID-19 de los aviones que arriben al país y más pruebas en las instalaciones de cuarentena locales.

“Mientras la gente esté viajando, el riesgo de que el virus se filtre en la comunidad ya existe”, dijo la premier de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, en una conferencia de prensa.

“Todo lo que podamos hacer para reducir ese riesgo es realmente importante, especialmente ahora que entendemos qué están haciendo estas cepas, y todos los expertos advierten a su debido tiempo que estas cepas mutadas se convertirán en la cepa dominante”, añadió.

Australia cerró sus fronteras en marzo pasado, pero ha permitido el regreso de un número limitado de australianos, que los pone en cuarentena obligatoria de dos semanas en hoteles a su llegada.

Fuente: infobae

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)