Alemania volvió a superar las 1.000 muertes diarias por coronavirus por segundo día consecutivo

Alemania volvió a superar por segundo día consecutivo las mil muertes diarias por coronavirus, mientras los nuevos contagios ascendieron a 26.391, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

Con estas cifras, el número de positivos desde que se dio a conocer el primer caso de COVID-19 en el país ascendió 1.835.038, con 37.607 víctimas fatales, 1.070 en las últimas 24 horas.

El máximo de muertes se registró el 30 de diciembre con 1.129 y el de contagios el 18 de diciembre con 33.777 nuevas infecciones.

El RKI advirtió que a la hora de interpretar los datos hay que tener en cuenta que en los días en torno a las fiestas de Navidad y Año Nuevo se realizaron menos pruebas ya que menos personas acuden al médico en esas fechas, sumado a que posiblemente las autoridades competentes no hayan comunicado diariamente los positivos confirmados para su cómputo centralizado.

Personas con mascarillas protectoras caminan en el bulevar comercial Kurfurstendamm, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Berlín

Alrededor de 1.474.000 personas se han recuperado de la enfermedad de COVID-19 mientras que la cifra de casos activos se sitúa en unos 323.400, según estimaciones del RKI.

En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en los últimos siete días se sitúa en 121,8 casos por cada 100.000 habitantes y las nuevas infecciones sumaron en la última semana 101.319, aunque también aquí los datos deben analizarse con cautela debido al testeo menor en los días en torno a Navidad y Año Nuevo y el posible retraso en la comunicación de datos.

En este sentido, la canciller de Alemania, Angela Merkel, aludió al presidente del RKI, Lothar Wieler, al señalar el pasado martes en la conferencia de prensa posterior a la reunión virtual con los jefes de Gobierno de los estados federados que sólo a partir del 17 de enero será posible contar con datos claros sobre la incidencia real.

La canciller alemana Angela Merkel con el ministro del Interior, Horst Seehofer, y el ministro de Finanzas y vicecanciller Olaf Scholz. John Macdougall

El pico en lo que a incidencia se refiere se había registrado el pasado 22 de diciembre con 197,6 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en una semana.

El número de pacientes con COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos ascendía el pasado miércoles a 5.569, de los cuales 3.123 -el 56 %-, reciben respiración asistida, según datos de la Asociación Interdisciplinar Alemana de Cuidados Intensivos y Medicina de Urgencia (DIVI).

El factor de reproducción (R) que toma en consideración las infecciones en un intervalo de siete días se sitúa en el conjunto de Alemania en 0,83, lo que implica que cada cien infectados contagian de media a otras 83 personas.

Merkel y los poderes regionales acordaron el pasado martes prolongar hasta el 31 de enero las restricciones vigentes y endurecer algunas de ellas, particularmente las relativas a las reuniones privadas, que quedan reducidas a un hogar y sólo a una persona de otro domicilio.

Además, permanecerán cerrados los colegios y comercios no esenciales, y continuará suspendida la actividad en los sectores del ocio, el deporte, la cultura y la gastronomía, en vigor desde principios de noviembre.

Sillas y mesas vacías en el primer día del cierre temporal de los restaurantes, mientras la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19) continúa en Berlín

No obstante, en lo que se refiere a las escuelas, los estados federados parecen no querer implementar esta medida y están diseñando planes para volver a las clases presenciales antes de lo acordado, con grupos más reducidos y menos horas.

Por otra parte, en áreas donde la incidencia acumulada en siete días supere los 200 casos por cada 100.000 habitantes se limitará el movimiento de sus habitantes a un radio de quince kilómetros de su domicilio.

Fuente: infobae

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)