Nuevas estrategias en Europa para intentar frenar el avance del coronavirus

Diversos países europeos resolvieron en las últimas horas nuevas estrategias para frenar el avance del coronavirus que incluyen confinamientos totales, limitaciones a la movilidad o toques de queda nocturnos, entre otras medidas.

En Francia, tras decretarse el toque de queda a mediados de octubre en las zonas más contaminadas, el Gobierno impuso el viernes pasado también un reconfinamiento nacional de al menos un mes hasta el 1 de diciembre.

A diferencia del confinamiento de primavera, los colegios siguen abiertos y se permiten las visitas a las residencias de ancianos, reseñó la agencia de noticas local AFP.

En Inglaterra habrá un nuevo confinamiento de cuatro semanas, como mínimo, a partir de este jueves. Los cafés y restaurantes tendrán que cerrar salvo si venden para llevar o a domicilio, mientras que los colegios y universidades permanecerán abiertos.

Irlanda fue el primer país de Europa en reconfinarse el 22 de octubre por un plazo de seis semanas, con la esperanza de poder “celebrar la Navidad”. Igualmente, los colegios siguen abiertos.

Gales siguió los pasos de Irlanda y el 23 de octubre instauró un nuevo confinamiento de dos semanas. Los alumnos de primaria y algunos cursos de secundaria siguen con las clases.

En Grecia, dos ciudades del norte, Tesalónica (la segunda más importante del país) y Serres, siguieron desde ayer a otras dos regiones de la zona en un confinamiento total. Los habitantes no pueden moverse sin autorización pero los colegios están abiertos. El resto del país vive bajo un toque de queda entre medianoche y las 5.

Otros países han optado por recomendar a sus ciudadanos que se queden en casa, sin llegar a imponer un confinamiento, de acuerdo con un relevamiento hecho por la AFP.

Italia instaurará un toque de queda a las 22 en todo el territorio nacional a partir de este jueves.

La canciller alemana Angela Merkel no cesa de pedir a sus compatriotas que se queden en casa siempre que puedan. Esta recomendación viene acompañada desde el lunes del cierre de restaurantes, bares, espacios deportivos, culturales y de ocio.

En Portugal, desde este miércoles se recomienda a 7,1 millones de ciudadanas y ciudadanos, es decir el 70% de la población, a que se queden en casa, con excepciones como trabajar, estudiar o hacer las compras.

En Suiza se ha pedido a los habitantes del cantón de Ginebra que no salgan de su domicilio salvo estricta necesidad. Los comercios no esenciales están cerrados pero los colegios siguen abiertos.

La medida más extendida en Europa en este momento es el toque de queda, un confinamiento, en definitiva, pero nocturno.

En España rige esa medida desde el 26 de octubre entre las 23 y las 6, pero las regiones pueden adelantar o atrasar una hora su cumplimiento.

El jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, firmó este martes un decreto para instaurar un toque de queda a las 22 en todo el territorio nacional a partir de este jueves. Desde el 22 de octubre ya lo hacían las regiones más afectadas (Lombardía, Campania, Lacio), con horarios diferentes según los sitios.

En Bélgica, el 19 de octubre entró en vigencia un toque de queda entre la medianoche y las 5 (pero en Bruselas se inicia a las 22), y desde anteayer todos los comercios no esenciales están cerrados y el teletrabajo se ha convertido en la norma.

En tanto que en Turquía, el presidente Recep Tayyip Erdogan anunció este martes que restaurantes, centros culturales y la mayoría de comercios tendrán que cerrar antes de las 22.

Fuente: telam.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)