Irán aprueba una ley para obligar a EEUU a levantar las sanciones

De acuerdo con este proyecto de ley, aprobado este lunes en el Parlamento de Irán (Mayles) por 196 diputados, la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) está obligada a producir y almacenar anualmente al menos 120 kg de uranio enriquecido al 20 % en la planta nuclear de Fordo (centro del país), dentro de los dos meses posteriores a la adopción de esta ley.

Además, tiene que incrementar en al menos 500 kg por mes la capacidad de enriquecimiento y la producción de uranio enriquecido a un nivel adecuado para diferentes usos pacíficos del país.

La OEAI está obligada a iniciar en un plazo de 3 meses la instalación, la inyección de gas, el enriquecimiento y el almacenamiento de materiales, con al menos 1000 máquinas centrifugadoras de segunda generación (IR-2m) en la parte subterránea del complejo Shahid Ahmadi Roshan de la planta nuclear de Natanz.

Durante el mismo período, tiene que llevar a cabo en la mencionada planta todas las operaciones de enriquecimiento, investigación y desarrollo a través de las máquinas IR-6 y comenzar el proyecto de enriquecimiento con al menos 164 máquinas de este tipo y ampliarlo a 1000 máquinas hasta el final del año en curso del calendario solar persa.

La Organización de Energía Atómica de Irán tiene la obligación de revertir, en un plazo de 4 meses a partir de la fecha de promulgación de esta ley, el reactor de agua pesada Arak de 40 MW a la misma condición que tenía antes de la firma del acuerdo nuclear en 2015, con un cronograma fijo.

Irán impedirá inspecciones a sus centros nucleares fuera del Protocolo Adicional
Entretanto, el Gobierno está obligado en los próximos 2 meses a suspender toda inspección a los centros nucleares del país que vaya más allá del Protocolo Adicional, de conformidad con los artículos 36 y 37 del pacto nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA o PIAC, por sus siglas en inglés).

Irán detendrá implementación voluntaria del Protocolo Adicional

Después de 3 meses de la aprobación de esta ley, si las relaciones bancarias de Irán con Europa y el monto de sus compras de petróleo al país persa no recuperan las condiciones normales y satisfactorias, el Gobierno está obligado a detener la implementación voluntaria del Protocolo Adicional.

Tras 3 meses de la aprobación de este proyecto de ley, si las partes firmantes del acuerdo nuclear vuelven a cumplir sus promesas estipuladas en el JCPOA, el Gobierno persa está obligado a presentar al Parlamento la propuesta de acción recíproca de Irán para volver a acatar sus obligaciones en el tratado.

Según este proyecto de ley, aquellos que se nieguen a implementarlo y obstaculicen su ejecución, serán castigados en virtud de los artículos 4 y 7 del Código Penal Islámico de Irán.
Irán mostró la naturaleza pacífica de su programa nuclear al mundo al firmar en 2015 el JCPOA con seis estados integrantes del Grupo 5+1, conformado entonces por EE.UU., El Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania. Sin embargo, Washington se retiró unilateralmente del acuerdo y volvió a imponer sanciones unilaterales contra el país persa.

Teherán cumplió plenamente con el JCPOA durante todo un año, esperando que los signatarios cumplieran su parte del convenio; sin embargo, como las partes europeas no lo hicieron, Teherán en mayo de 2019 dejó de cumplir parte de sus compromisos con el JCPOA en virtud de los artículos 26 y 36 del acuerdo que cubre los derechos legales de Teherán.

Fuente: hispantv.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)