El Vaticano vuelve a cerrar sus museos y agrava su déficit para 2020

El Vaticano vuelve a cerrar sus museos desde hoy y hasta el 3 de diciembre, en línea con las nuevas disposiciones anunciadas en toda Italia para frenar la segunda ola de coronavirus, lo que compromete su principal fuente de ingresos y agrava el déficit previsto para 2020.

Los Museos Vaticanos, que recibían unas 27.000 personas al día antes de la pandemia, cerrarán sus puertas desde este jueves y hasta el 3 de diciembre, anunció un comunicado oficial, en sintonía con las disposiciones anunciadas en toda Italia para contener la difusión de la Covid-19.

El cierre de los museos, que le generaban a la Santa Sede 400.000 euros de ingresos diarios antes de la pandemia, es un nuevo golpe a unas finanzas que ya preveían un rojo de 53 millones de euros para 2020, según un informe de la secretaría para la Economía vaticana elaborado a mitad de año.

En los últimos cinco años, los ingresos del Vaticano rondaron los 270 millones de euros anuales, y las salidas fueron en torno a los 320 millones por año, con un déficit que osciló entre los 60 y los 70 millones de euros, y que este año se verá agravado por el coronavirus.

El nuevo cierre de los museos, que se mantuvieron sin público entre marzo y junio durante la primera ola de la enfermedad, repercutirá de lleno en el balance del Vaticano, que ya prevé una caída de ingresos de al menos 25% para este año.

Un informe interno de la Santa Sede hecho en mayo preveía un caída mínima en los ingresos del 25% para 2020 y que podía estirarse hasta el 45% de agravarse la situación epidemiológica y la posibilidad de que se establecieran nuevos cierres, como el que entra en vigencia hoy

En ese marco, desde su reapertura en junio, los museos recibieron apenas un 10% de los visitantes que registraban antes de la pandemia, según informaron fuentes oficiales a Télam.

Tras estar cerrados 85 días por las medidas de restricción desplegadas en Italia desde marzo, los Museos Vaticanos reabrieron el 1 de junio con un sistema de reserva y uso de barbijo obligatorio con el que buscan garantizar la seguridad de los visitantes.

La baja en la afluencia en los museos que albergan a la Capilla Sixtina de Miguel Ángel y La Escuela de Atenas de Rafael, entre otras obras, provoca un efecto inmediato en las arcas del Vaticano, en las que el cierre durante marzo, abril y mayo provocó pérdidas de cerca de 30 millones de euros.

Fuente: telam.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)