Ordenan exhumar los restos de las dos nenas argentinas asesinadas por el Ejército Paraguayo

La jueza de Garantías de Paraguay Lici Sánchez ordenó la exhumación de los cuerpos de las dos menores de edad fallecidas en Yby Yaú, Concepción, para la extracción de muestras, informó hoy el diario paraguayo La Nación.
 
Las jóvenes, de nacionalidad argentina, fueron abatidas en un operativo realizado el jueves por las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC) contra un campamento de la organización guerrillera Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP) y fueron sepultadas al día siguiente sin que se conociera su identidad, en virtud del protocolo sanitario que rige en el país por la pandemia de coronavirus.

El general Héctor Grau, miembro de las FTC, afirmó que el entierro se realizó después de que el fiscal Federico Delfino realizara las pericias técnicas requeridas.

El forense del Ministerio Público Cristian Ferreira dijo que los cuerpos corresponden a menores de edad de entre 15 y 17 años que fallecieron “por shock hipovolémico por los impactos” y agregó que un cuerpo presentaba seis disparos y el otro dos.

Las autoridades intervinientes anunciaron que no se había identificado ninguno de los cuerpos.

Sin embargo, Genoveva Oviedo Brítez, hermana del líder del EPP, Alcides Oviedo Britez, escribió en sus redes sociales que sus sobrinas, “Liliana y Aurora” habían sido abatidas durante el operativo de las fuerzas de seguridad contra el campamento de Yby Yaú y exigió que le sean entregados los cuerpos.

“No eran los cuerpos de Magna Meza ni de Liliana Villalba”, aseguró la mujer, en referencia a las madres de las niñas, ambas también cabecillas del EPP.

Asimismo, otra dirigente del EPP, Carmen Villalba, tía de las dos menores, sostuvo que las niñas no eran guerrilleras sino que habían visitado el campamento para celebrar un cumpleaños.

Ayer, el Gobierno argentino confirmó la nacionalidad de las adolescentes, protestó formalmente ante las autoridades paraguayas y exigió el esclarecimiento del hecho.

El Gobierno paraguayo respondió ratificando que las menores fueron abatidas durante un enfrentamiento entre las FTC y el EPP, y manifestó su “plena predisposición” a mantener los canales de cooperación abiertos para compartir información “sobre las circunstancias en que se desarrollaron los hechos”.

Asimismo, expresó su interés en cooperar con las autoridades argentinas para realizar las pruebas de ADN necesarias para establecer los vínculos entre las fallecidas con las personas que las inscribieron en el Registro Nacional de las Personas (Renaper), dado que, remarcó, existen evidencias de que nacieron en territorio paraguayo y de madre y padre paraguayos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) repudió hoy la muerte de las dos niñas y subrayó que los menores involucrados en estas contiendas deben ser protegidos por los Estados.

“Niñas, niños y adolescentes obligados a formar parte de grupos armados o de crimen organizado son víctimas del reclutamiento forzado y que los Estados deben adoptar medidas para su protección y restitución de sus derechos”, expresó la CIDH en Twitter.

En ese sentido, instó al Gobierno paraguayo a “investigar las circunstancias de la muerte de las adolescentes y a redoblar los esfuerzos en la adopción de medidas de prevención al reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes por grupos armados en el país.

Fuente: minuto1.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)