El Reino Unido endurece su posición ante la UE y se prepara para una salida sin acuerdo

Con las conversaciones del Brexit a punto de reanudarse esta semana, el primer ministro británico, Boris Johnson, fijó como fecha límite el 15 de octubre para llegar a un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) y advirtió que de lo contrario, el Reino Unido seguirá adelante sin un marco que regule las relaciones económicas con el bloque.

Según adelantó la prensa británica, el líder conservador insistirá esta semana con que si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo en octubre, el Reino Unido estará listo para aceptarlo y “seguir adelante”.

También reiteró su llamado a la UE para que ofrezca al Reino Unido un acuerdo comercial similar al que tiene con Canadá, algo que el bloque europeo desestima por completo.

El ministro de Salud, Matt Hancock, dijo a la emisora radial LBC que el Reino Unido quiere un acuerdo comercial pero al estilo canadiense.

Sin embargo, agregó también que el Gobierno podrá seguir adelante si no se llega a un acuerdo en la ronda final de negociaciones con Bruselas, que comienza mañana.

El Reino Unido abandonó la UE el 31 de enero, pero ambos pactaron un periodo de transición hasta fin de año, durante el cual Londres sigue cumpliendo con las normas del bloque pero sin tener voz en sus decisiones, para darse tiempo de alcanzar un acuerdo que regule el comercio entre ambos.

Si no hay un acuerdo comercial para el 1 de enero de 2021, el Reino Unido saldrá de la transición sin ese pacto y bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Las dos partes pretenden llegar a un acuerdo sobre el comercio y las relaciones futuras antes de la cumbre de líderes de la UE el 15 de octubre, de forma que el acuerdo pueda estar listo para cuando expire el período de transición del Brexit, el 31 de diciembre.

El diario The Times adelantó también que Johnson está elaborando una legislación que anulará el acuerdo de salida del Brexit sobre Irlanda del Norte firmado en octubre pasado, una medida que amenaza con el fracaso de las conversaciones entre las partes.

Informó que se espera que las secciones del proyecto de ley del mercado interior “eliminen la legalidad de partes del acuerdo de salida” en áreas como la ayuda estatal y las aduanas de Irlanda del Norte.

Naomi Long, líder del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte, por su parte, advirtió en la red social Twitter sobre las consecuencias catastróficas que esto traería.

“No lo hagamos. Dejemos claro ahora mismo dónde estamos y las consecuencias catastróficas de tal medida ahora, mientras que existe la posibilidad de influir en cómo se desarrolle esto”, afirmó.

Las futuras negociaciones sobre la relación están en un punto muerto, ya que ni la UE ni el Reino Unido quieren ceder en las ayudas estatales o la pesca, los dos mayores puntos conflictivos que les impiden firmar un acuerdo.

Fuente: telam.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)