Existen subas en alimentos de entre el 3 y el 15%, dentro y fuera de Precios Máximos

En diálogo con La Mañana, el presidente de la Comisión de Supermercados de la Cámara de Pequeñas y Medianas Empresas de Formosa (CAPyMEF), Carlos Werlen, detalló que en los últimos días comenzaron a llegar a la Provincia diferentes productos de la canasta alimentaria con incrementos en sus valores finales que en la mayoría de los casos se ubican entre el 3, el 5, el 7 y el 8%, abarcando productos incluidos en los programas Precios Cuidados y Precios Máximos y artículos que no tienen ningún tipo de regulación oficial.

En este sentido, se detalló que una conocida marca de aceites aumentará de forma inminente sus productos en un 15%, mientras que una importante empresa de golosinas aplicó subas en sus precios que se ubican entre un 5 y un 10%.

“Hay una ‘movida de base’ de precios de lista. Los incrementos aplicados sobre artículos incluidos en Precios Cuidados y Precios Máximos fueron negociados por la Secretaría de Comercio Interior. Luego, hubo aumentos en los valores de artículos que no están incluidos en los mencionados programas nacionales, y que también tendrán subas en sus costos finales. Vamos a pelear para conseguir que el precio final de cada producto sea el menor posible. Pero estos ‘ajustes’ por inflación van a impactar un poco”, explicó Werlen a este diario.

A continuación, el referente empresarial especificó que entre aquellos productos incluidos en los programas de control de precios que tuvieron subas se hallan las mantecas y los quesos, mientras que entre aquellos artículos no regulados que sufrieron diferentes tipos de incrementos se encuentran los fiambres y algunos tipos de dulces.

En otro orden, Werlen mencionó que en la distribuidora de alimentos que dirige, se registra un nivel de consumo “parejo”, que abarca a los quesos, los fiambres, las mantecas y muchos otros productos lácteos.

A su vez, Carlos Werlen expuso que hasta el momento no se observan faltantes de alimentos, pero sí se registran demoras en las entregas de diversos productos, debido a que las distribuidoras extraprovinciales tienen la obligación de hacer traspaso de cargas antes de ingresar al ejido urbano, y varias empresas se adaptaron a la nueva reglamentación con cierta demora.

“Hay compañías que ya normalizaron su situación, mientras que otras todavía buscan una alternativa y aún trabajan ‘a medias’. Los rubros más complicados son carnes, lácteos y fiambres. En algún momento, hubo problemas de distribución con la harina y la yerba, pero esos inconvenientes se fueron subsanando con el tiempo”, manifestó.

Fuente: La Mañana

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)