Disparos en la frontera: Israel le pidió a sus ciudadanos no salir de sus casas por un incidente militar en la zona limítrofe con el Líbano

El ejército israelí dijo el lunes que recibió informes de un “incidente de seguridad” a lo largo de la frontera del país con el Líbano y ordenó a los residentes en el área permanecer en sus casas.

El informe se produjo cuando Israel estaba en alerta por un posible ataque del grupo terrorista libanés Hezbollah. Las tensiones aumentaron desde que un ataque aéreo israelí en Siria mató a un terrorista de Hezbollah la semana pasada.

El incidente ocurrió en un área conocida como Chebaa Farms, un área capturada por Israel en la guerra de Oriente Medio de 1967 y reclamada por el Líbano.

El informe del ejército no dio detalles adicionales, pero el canal de transmisión pública de Israel Kan dijo que hubo un intercambio de disparos.

En un comunicado, el ejército dijo que los civiles cerca de la frontera se quedarían en sus hogares. También bloqueó las carreteras y le dijo a la gente que evitara los viajes “no esenciales”.


 
Hablando en el parlamento, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que el gobierno seguía de cerca los acontecimientos en el norte.

“El ejército está preparado para todos los escenarios”, dijo. “Operamos en todas las arenas para la defensa de Israel, cerca de nuestras fronteras y lejos de nuestras fronteras”.

 
Medios israelíes dijeron que el primer ministro le dijo posteriormente a los miembros de la facción del Likud en la Knéset: “Estamos en un incidente de seguridad difícil”.

En los últimos días, Israel ha reforzado su presencia en la zona: la semana pasada desplazó más tropas, restringió la circulación en algunas carreteras cercanas a la frontera al uso de vehículos militares y limitó el tráfico a civiles en ciertas rutas. Además, las tropas desplegadas en el norte del país han sido reforzadas con artillería y sistemas de defensa aérea. A pesar de ello, la vida en la región sigue con normalidad.

 
Anoche, un dron israelí se estrelló en territorio libanés mientras realizaba una misión a lo largo de la Línea Azul, la demarcación que separa a Israel de Líbano. Su caída se debió probablemente a un fallo técnico, pero se sigue investigando y se desconoce con exactitud si fue derribado o cayó por una avería.

“No queremos ninguna escalada innecesaria, pero cualquiera que nos ponga a prueba” se enfrentará a fuertes represalias, advirtió el domingo el ministro de Defensa, Beny Gantz, que visitó la zona y se reunió con altos mandos del Ejército.

Israel, aseguró, seguirá garantizando su seguridad en la región, lo que incluye acabar con “el atrincheramiento iraní en Siria, bloquear el traslado” de armamento avanzado a ese país, e “impedir el desarrollo” de misiles guiados de precisión en Siria y Líbano.

Desde hace años, las fuerzas israelíes atacan objetivos de Hezbollah y de grupos armados proiraníes en Siria -donde estos respaldan al régimen de Bashar al Asad- para tratar de impedir que establezcan una presencia militar permanente en la región.

Fuente: infobae

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)