Coronavirus: “Si todos usáramos barbijo, la pandemia estaría controlada en menos de 8 semanas”

El 21 de enero de 2020 se registró el primer caso de coronavirus en Estados Unidos. Al día de hoy, la pandemia ya dejó más de 3,6 millones de casos y más de 141 mil muertos. Seis meses más tarde, Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ese país sostiene que “si pudiéramos hacer que todo el mundo se pusiera un barbijo ahora mismo” la pandemia podría estar controlada en ocho semanas.
 
Tal como se informó desde el comienzo de la pandemia, nuevos estudios comprobaron la eficacia del uso de barbijos para detener la propagación del virus. Las declaraciones de Redfield al Journal of the American Medical Association trajeron otra vez la discusión sobre el uso correcto de los tapabocas en Estados Unidos, donde el propio presidente Donald Trump no quería mostrarse usando uno.

En las últimas semanas, se llevó a cabo una fuerte campaña en las redes sociales donde figuras de Hollywood y de la televisión estadounidense pedían por favor a sus seguidores que usaran barbijos.

Donald Trump se deja ver con barbijo seis meses después de la llegada del coronavirus a Estados Unidos

Advierten que, si el 95% de la población de Estados Unidos comenzara a usar barbijo, el número de muertes previsto se reduciría en más de 40.000 casos , según el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME).

Si bien el modelo más eficaz es el N95 pero están reservados para los trabajadores del sistema de salud, en Estados Unidos insisten a su población que los barbijos simples también ayudan a reducir la transmisión.

A su vez, los expertos advierten de todas formas que el uso de barbijos no quita de llevar otras rutinas individuales como el distanciamiento social, y otras de higiene y desinfección como el lavado de manos con jabón durante al menos 30 segundos, el uso de alcohol en gel y la limpieza de calzado u objetos con desinfectantes, como la lavandina.

La revista de ciencia Physics of Fluids publicó el mes pasado un estudio en el que investigadores de la Universidad Atlántica de Florida aseguran que un barbijo hecho en casa, ajustado y compuesto por dos capas de tela de acolchado de algodón, es el tipo más eficaz para reducir la propagación de las gotas hacia adelante.

En detalle, el estudio –que fue realizado en un maniquí junto a un compresor de aire y un generador de humo- descubrió que en el barbijo de algodón ajustado, las gotas se filtraban por los espacios que quedaban en la nariz y la cara, despidiéndose hasta 2,5 centímetros por delante.

Fuente: minuto1.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)