América Latina-Europa y el debate multilateralismo-proteccionismo

La pandemia de coronavirus refuerza la posibilidad de que se estrechen los vínculos entre Europa y América Latina mientras China y Estados Unidos tratan de ganar nuevas áreas de influencias, enfrentados por el debate entre multilateralismo o proteccionismo.

Algo de eso ya se vislumbra en Europa, donde la influyente canciller alemana, Angela Merkel, apeló esta semana a la “solidaridad internacional” para enfrentar los efectos de la peste originada en China, en diciembre pasado.

“Solo tenemos la posibilidad de vencer esta pandemia actual, y a las futuras, si encontramos respuestas globales a esta amenaza global”, afirmó Merkel, en un mensaje.

Sin embargo, en la primera reunión de los líderes de la Unión Europea (UE), desde el inicio de la crisis por Covid-19, realizada este fin de semana en Bruselas, hubo opiniones divididas sobre si el paquete de ayuda debía otorgarse como subvenciones o préstamos.

Pero, el 13 de julio, los 27 ministros de Relaciones Exteriores de la UE analizaron la posibilidad de ayudar a los países de América Latina, una de la regiones más afectada por la pandemia.

Según una declaración, la UE está incrementando su apoyo a Latinoamérica mediante el “Equipo Europa”.

Esto significa, precisamente, reorientar casi 1.000 millones de euros para atender las necesidades sanitarias y sociales básicas de la región.

Durante esa reunión de los cancilleres de la UE se exploraron varias vías para reforzar la recuperación económica de los países de América Latina y el Caribe a largo plazo, según explicaron en un artículo Josep Borrell, a cargo de la diplomacia europea, y Jutta Urpilainen, comisaria europea de Asociaciones Internacionales.

“Hay dos áreas que van a quedar completamente desgarradas después de la pandemia. Una es África; la otra es América Latina”, dijo a Télam Juan Battaleme, director de la Maestría en Defensa de la Universidad de la misma disciplina (Undef).

Para este experto, “en cuanto Europa aparezca como una opción viable en términos de apertura, de dar espacios a los negocios, la relación se puede solidificar con América latina, porque China no deja de ser un país extraño en la región, excepto para aquellos países que adoptan modelos autocráticos”.

Battaleme señaló, además:”No hay duda de que esta es la oportunidad de decirle a Europa:´Los chinos y los rusos están viniendo´, y correrlos un poco con ese medio diplomático, para poder conseguir mejores ventajas”.

El analista opinó, por otra parte, que “aún no está tan claro que el mundo vaya hacia una ´bipolaridad´entre Estados Unidos y China, sobre todo por el factor Rusia, por el factor India”.

“Yo creo que vamos a seguir un trecho más en una multipolaridad desbalanceada”, señaló Battaleme.

La UE está incrementando su apoyo a Latinoamérica mediante el “Equipo Europa”.

En los próximos días, la UE debe tomar una serie de decisiones importantes relacionadas con la posibilidad de ayudar a países afectados por la pandemia, como España o Italia, que tienen poca o nula capacidad para reactivar su economía, a raíz de su endeudamiento.

America Latina, el Caribe y la UE representan conjuntamente el 25% del Producto Interno Bruto (PBI) mundial, además de un tercio de los miembros de las Naciones Unidas y casi la mitad de los representantes del G20.

En los cinco primeros lugares con más muertos por el coronavirus hay dos países de América Latina: Brasil, que está segundo detrás de Estados Unidos, con más de 2 millones de infectados y 77.851 decesos, y México, que tiene 331.298 contagiados y 38.310 fallecidos, según informes de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

“La incertidumbre es el lugar común. Pero Europa ha podido tomar ´el toro por las astas´, mientras que América Latina está en el peor escenario, ya que cada país habla su propio lenguaje; de algún modo, esto se refleja también en el Mercosur”, señaló a Télam Norberto Consani.

Para este analista, que es director del Instituto de Relaciones Internacionales (IRI), de la Universidad Nacional de La Plata, “el mundo va hacia una bipolaridad entre Estados Unidos y China, sin ninguna duda”.

“Sin embargo, no se sabe qué puede pasar si (el presidente estadounidense Donald), Trump pierde las elecciones del 3 de noviembre”, frente al virtual candidato demócrata Joe Biden, señaló.

Consani dijo que China “juega a lograr un mundo multilateral, lo contrario de un mundo nacionalista como el que representa Trump. En ese mundo, evidentemente, China está muy sólido”.

“En mi opinión, esto es precisamente lo que va a definir la etapa pospandemia: la opción multilateralismo o proteccionismo”.

Fuente: telam.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)