Camila Brignole habló de sus días en la cárcel, criticó al juez de la causa y pidió más formación para los policías

Tres días después que la Cámara Primera en lo Criminal dispuso su liberación al no encontrar pruebas que acrediten que fue la instigadora de los disparos con arma de fuego contra la casa de su exnovio Ramiro Jarzinsky, hijo del intendente de Ibarreta, en un confuso episodio ocurrido durante la madrugada del 21 de diciembre del año pasado, la modelo Camila Brignole habló con La Mañana en Vivo. Repasó sus días en la cárcel. Se refirió al juez de la causa. Y criticó el desempeño policial desde el primer día que la detuvieron hasta su estadía en la alcaldía.

Camila contó que los 72 días en la alcaldía de mujeres les sirvieron para hacerse más fuerte y repensar sobre preconceptos que tenía sobre la justicia, la fuerza policial y las internas del complejo.

“Me llevaron detenida un día antes de nochebuena. Los primeros días me la pasé llorando en la cárcel, hasta que me cansé de estar mal. Puse la cabeza en frío y empecé a salir de a poco con ayuda de un profesional. De alguna manera, haber pasado por esa situación me ayudó a conocerme más y encontrar una fortaleza mayor ante los problemas”, recordó.

En la entrevista, contó que desde el momento de su detención hasta la estadía en la penitenciaría, sufrió constantes episodios humillantes por parte de la fuerza de seguridad: “El día que hacen el allanamiento en mi casa estaba con mi hijo; los policías ingresaron porque les abrí las puertas y ya adentro se manejaron mal. Nunca nos resistimos a nada y sin embargo nos maltrataron. Y ya en la alcaldía las uniformadas siguieron con esta intención de humillarme y castigarme de todas formas por un supuesto delito que no cometí. Fue horrible”, remarcó.

Reconoció que su primer día dentro de la cárcel tuvo miedo, hasta que se empezó a relacionar con las demás chicas del pabellón: “Era la primera vez que conocía un lugar así, si bien primero tuve mucho temor por cómo reaccionarían las internas, con el tiempo esto cambió: Me llevé una sorpresa de ver y conocer estas personas. La relación fue muy buena durante todo el tiempo que pasé dentro. Nunca tuve complicaciones con nadie”, señaló.

Sin ánimo de revancha, Camila criticó el desempeño policial y pidió una mayor formación para los uniformados que cumplen tareas en el servicio penitenciario. Además, cuestionó al juez de la causa y mencionó que desde un principio, sólo buscó justificacar su detención y procesamiento antes que encontrar la verdad en torno a la investigación.

“Ahora ya estoy desvinculada del caso, no tiene cómo relacionarme con el hecho; igualmente, estoy ansiosa por ver cómo seguirá la investigación porque todavía no se cerró. El juez Caballero tendrá que decidir a quién buscar como responsable ahora”, dijo.

Fuente: La Mañana

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)