La falsa creencia de que un compuesto químico combate el coronavirus mató a cientos en Irán

De pie sobre el cuerpo inmóvil de un niño intubado de 5 años que no usa nada más que un pañal de plástico, un trabajador sanitario iraní con un traje y máscara de materiales peligrosos le rogó al público una sola cosa: dejar de beber alcohol industrial por temor al nuevo coronavirus. El niño, ahora ciego después de que sus padres le dieron metanol tóxico creyendo que lo protegería contra el virus, es solo una de las cientos de víctimas de una epidemia dentro de la pandemia que ahora afecta a Irán.

Cientos de iraníes murieron por intoxicación luego de ingerir un compuesto químico que fue difundido en las redes sociales como una “solución” para combatir el coronavirus COVID-19 que está matando a miles en todo el mundo luego de que apareciera en la ciudad china de Wuhan y las autoridades no hicieran lo suficiente para detener la pandemia. Se trata del metanol o alcohol industrial que fue ingerido por miles y provocó el deceso de al menos 300 personas hasta el momento en aquel país.

Medios iraníes informaron que tres centenares de personas perecieron víctimas de su consumo y más de mil enfermaron hasta el momento de las cuales la mayoría se encuentra en grave estado. En la República Islámica está prohibido beber alcohol y aquellos que lo hacen son severamente castigados. “El virus se está propagando y la gente se está muriendo, y creo que son aún menos conscientes del hecho de que existen otros peligros. Cuando sigan bebiendo esto, habrá más personas envenenadas”, advirtió el doctor Knut Erik Hovda, toxicólogo en Oslo que estudia el envenenamiento por metanol.

Varias docenas enfermaron al beber alcohol que contenía metanol en la provincia de Khuzestan, en el suroeste del país y su ciudad sureña de Shiraz. Videos transmitidos por los medios iraníes mostraron a pacientes hospitalizados conectados con diferentes vías a sus brazos para salvarles la vida.

Miles de falsos mensajes enviados una y otra vez a través de las redes sociales, daban cuenta de un supuesto maestro británico y otros que se habían curado del coronavirus con whisky y miel. Como la venta de alcohol es penada y no todos pueden comprar las bebidas por contrabando, miles de iraníes creyeron fatalmente que beber alcohol de alta resistencia mataría el virus si éste se encontraba presente en sus cuerpos, de acuerdo a South China Morning Post.

El régimen de Teherán exige que los productores de metanol distingan del etanol que sirve para curar heridas agregándole un color artificial. El etanol también es el tipo de alcohol que se encuentra en las bebidas alcohólicas. “Se rumorea que el alcohol puede lavar y desinfectar el sistema digestivo”, dijo Javad Amini Saman en la ciudad occidental de Kermanshah, donde decenas de personas han sido hospitalizadas, “Eso está muy mal”, advirtió.

Irán alcanzó en las últimas horas las 2.378 muertes por COVID-19, aunque las cifras oficiales dadas por la teocracia son puestas en duda por los medios de prensa. En medio del aumento de los muertos, el presidente Hassan Rouhani dijo que su gobierno estaba listo para introducir nuevas medidas duras contra el brote. Las nuevas medidas, que podrían adoptarse de inmediato incluían las primeras restricciones de Irán a los movimientos para tratar de detener la propagación del virus y que probablemente serían “difíciles” para el público.

Fuente: infobae

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)