Coronavirus: el Gobierno confía en que adoptó medidas a tiempo que permitirán aplanar la curva de contagios

Desde el descubrimiento del nuevo coronavirus Covid-19 en China en diciembre pasado casi 236 mil personas se enfermaron, de entre las cuales cerca de 10 mil murieron. Con un ratio de contagio que avanza de manera exponencial pero una relativamente baja tasa de mortalidad el gran desafío, ya saben las autoridades sanitarias de la región, es ganarle tiempo al virus.

Es que la trágica experiencia italiana así lo evidencia: no es tanto la enfermedad la que provoca cientos de muertes al día como la incapacidad de un sistema sanitario colapsado para dar respuesta a una creciente demanda. Lo dicen los propios médicos que atienden a destajo a las miles de personas que llegan a los centros de salud en el norte de Italia cada día: “tenemos que elegir quien vive y quien muere, a quien lo conectamos al respirador y a quien no”.

La región corre con la ventaja de conocer las experiencias de los países asiáticos y europeos en su lucha contra la pandemia de modo de poder reproducir aciertos y evitar errores. En ese camino la Argentina parece haber comprendido antes que otros países como Brasil o los Estados Unidos (donde los presidentes Jair Bolsonaro y Donald Trump minimizaron en un principio el alcance de la crisis), la imperiosa necesidad de ganarle tiempo a la enfermedad. Porque, según dan por descontado las autoridades sanitarias, serán muchos los contagiados y el desafío es aplanar la curva de contagio para que no lleguen todos al mismo tiempo al sistema de salud y evitar así su colapso. Así, saben, se podrán salvar más vidas.

Coronavirus: Nación, Provincia y Ciudad trabajan de manera coordinada

Por estas horas se espera que el presidente Alberto Fernández anuncie la implementación de una cuarentena generalizada y obligatoria. Con menos de 100 infectados confirmados en todo el país y tres víctimas fatales no falta sin embargo quien considera apresurado la adopción de esa medida o de la suspensión de clases dispuesta desde el lunes pasado.

Sin embargo la gravedad del semblante de los principales referentes de la oposición tras reunirse en Casa Rosada con el Presidente, y la férrea decisión de cerrar la tan mentada grieta para dar la lucha contra el coronavirus sin fisuras dan cuenta de la seriedad de la situación.

Y así lo demuestra el documento interno del ministerio de Salud de la Nación al que accedió minutouno.com y que fue compartido ayer con algunos de los legisladores opositores que participaron del encuentro con Alberto Fernández y Ginés González García en la Rosada.

El documento titulado “Plan Estratégico para la Pandemia de Covid-19” analiza los distintos escenarios según las medidas de contención de propagación del virus que se pueden adoptar y realiza estimaciones acerca de la cantidad de infectados que podría haber en la Argentina en uno u otro caso y la capacidad de respuesta del sistema sanitario argentino.

En ese sentido la cartera que conduce González García elaboró distintos escenarios posibles sobre la base de la cantidad y evolución de casos en los países que presentan los mejores resultados en cuanto al control de la tasa de crecimiento (China y Corea del Sur) y de los países que presentan tasas de crecimiento exponencial del número de casos (países europeos), tuvo en cuenta además la razón del incremento de los casos en todos los países así como la medidas adoptadas para controlar la transmisión y el crecimiento en cada país y la temporalidad y oportunidad de las medidas adoptadas en cada país.

En base a esas variables el ministerio de Salud planteó cuatro escenarios:

* Escenario pesimista (promedio europeo): Duplicación de los casos cada tres días sin aplanamiento de la curva de contagios.

* Escenario optimista (China): Evolución de los casos según el comportamiento del Ratio de Incremento de Casos diarios (RIC) logrado por China.

* Escenario intermedio tardío: Duplicación de los casos cada tres días hasta el 15 de abril y comportamiento posterior según RIC de China (sería lograr el aplanamiento que logró China pero más tarde, recién a partir del 15 de abril).

* Escenario intermedio temprano: Duplicación de los casos cada 3 días hasta el 31 de Marzo y comportamiento posterior según RIC de China (sería lograr el aplanamiento que logró China a partir del 1° de abril).

Frente a estos escenarios el ministerio de Salud advirtió que “evaluados los cuatro escenarios y en función de la oportunidad de las medidas adoptadas por la Argentina hasta el momento, y si se adoptan nuevas medidas escalonadas, se podría esperar el logro de un aplanamiento de la curva que permitiría llegar a principios del mes de junio con un total aproximado de 250 mil casos, lo que implicaría que, con las medidas a adoptar, se estima posible atender la demanda en el sistema de salud en la medida en que se tomen la mayor parte de las recomendaciones” contenidas en ese documento.

Y advierte: “en caso que las medidas se adoptaran tardíamente , esto es, luego de que se verificara el crecimiento exponencial de la tasa de crecimiento, o que no se lograra un nivel alto de acatamiento, el riesgo se elevaría, de manera tal de producir un colapso del sistema de atención, con un número esperado de casos que superaría los 2,2 millones para el mes de junio”, y el consecuente colapso del sistema sanitario.

En este punto el ministerio de Salud de la Nación ve con optimismo la adopción de medidas tempranas que considera, ayudarán a aplanar la curva de contagios, evitar una propagación exponencial y así mantener un sistema sanitario en condiciones de hacer frente a la demanda. “Argentina comenzó la implementación de medidas tales como la interrupción de las clases a dos semanas de confirmado el primer caso ( es decir una semana antes a lo hecho por China y 15-20 días antes de lo implementado en Europa) y si se refuerzan las medidas extremas en las ciudades con casos confirmados, podría esperarse un buen resultado de evolución de la epidemia que permitiría dar respuesta a las necesidades de la población”, indice el documento.

Propone además una serie de medidas a adoptar, la gran mayoría de ellas ya vigentes:

* Promoción del auto-aislamiento de contactos estrechos, casos sospechosos y grupos vulnerables

* Licenciar a trabajadores y trabajadoras comprendidos en grupos de riesgo (mayores de 60 años, embarazadas y personas con comorbilidades, entre otros)

* Extender la suspensión de clases en el sistema educativo

* Regular o suspender los eventos públicos y actividades no esenciales

* Limitar el traslado internacional de pasajeros (cierre de fronteras)

* Limitar el traslado de pasajeros dentro del territorio nacional o dentro de las ciudades

* Profundizar y ampliar las medidas de restricción de circulación y distanciamiento social dentro de las ciudades o dentro de los domicilios u otros edificios.

Fuente: minuto1.com

También puede gustarle...

error

Te gustó esta noticia? Compartela con el mundo :)