13 noviembre, 2019

Molineros descartan una especulación con la harina: “No tenemos capacidad para esconderla”

Lo afirmó el presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli, en diálogo con La Mañana.


En contacto con la mesa periodística de La Mañana en Vivo, el titular de la industria molinera en el país explicó cómo se encuentra el sector productivo de la harina ante un escenario de inestabilidad cambiaria. Cifarelli aseguró que la industria no va a especular con el insumo del pan y pidió al Gobierno “certezas” para tomar decisiones y llevar tranquilidad a los proveedores, de cara a una devaluación que está generando un clima de incertidumbre en la cadena comercial del producto.

En la entrevista radial que brindó esta mañana el presidente de la FAIM, desterró toda posibilidad de especulación con la harina y explicó porqué. Se refirió a cómo el efecto inflacionario en esta actividad arranca con el trigo dolarizado y manifestó que las 140 empresas molineras están atravesando la misma crisis que todas las pymes del país.

“Futurología en este país no podemos hacer porque ayer me acosté con un dólar a 58 y hoy amaneció en 61. Y esta variable no se la puede desconocer cuando el origen de nuestra actividad nace en la compra de trigo, que es el principal insumo de nuestro producto. Representa un 75% del costo total, y como este cultivo se exporta al mundo, su valor está determinado por el mercado y la unidad cambiaria del dólar. Por lo tanto, para comprar, competir y producir, primero debemos contar con estabilidad cambiaria. Necesitamos certezas por parte del Gobierno así el empresariado toma decisiones y lleva tranquilidad a sus proveedores”, remarcó el dirigente.

En este escenario pintado por el empresario, con una devaluación aproximada del 20% y una divisa norteamericana que no encuentra su techo, el sector molinero descartó que haya una futura especulación con el abastecimiento de la harina. “Las empresas están entregando todos los compromisos asumidos.

Como es de costumbre, se toman pedidos y se cumple con 7 días de dilación, en una cobertura de todo el país. Los molinos son pymes como cualquiera de las miles de panaderías. Tienen los mismos problemas transversales de la crisis económica y no están en condiciones de especular con el producto de la harina. La industria no tiene capacidad económica para hacerlo. No hay chance de esconder la producción a la espera de una estabilidad de las variables”, aclaró Cifarelli.

De esta manera, el titular de la industria de molinos garantizó el abastecimiento de harina a todo el país pero con una pequeña salvedad en el precio del producto, debido a la volatilidad del dólar. “Como tenemos el trigo dolarizado y por lo tanto la harina también, va depender de cómo se comporte la moneda en estas semanas. Puede sufrir variaciones e indefectiblemente se traslada al pan en el final de la cadena de producción y comercialización”, advirtió.

Fuente: La Mañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *